Santa pertenencia

“No buscamos fama, preferimos la gloria”, bajo ese lema podemos encontrar en las redes sociales de Club Santos una pieza audiovisual que no tiene desperdicio y sí una gran carga simbólica para entender mejor el ADN del equipo que hoy se encuentra como líder de la liga.

Bajo el hashtag #ModoGuerrero, los de la Comarca explican a extraños y ahondan con los propios en su misión de aportar valor, como tantas veces declaró Alejandro Irarragorri; Club Santos empieza por desmitificar el concepto “Guerrero”, Alejando el mismo de la figura con armadura y espadas que podría estar en el subconsciente colectivo para introducir en su narrativa al aficionado común de las calles y el barrio; en lo deportivo, se desmarcan de la polémica respecto a la grandeza de un club o la fortaleza de un plantel construido con base en fuertes inversiones: …un Guerrero no es el más fuerte ni el más grande…”. Y si hablamos de identidad, en este video los de Club Santos hacen alusión a los héroes que construyeron su historia, como Benjamín Galindo, Matías Vuoso, “Chucho” Benítez y Jared Borgetti, sin dejar fuera a los futbolistas que hoy protagonizan las batallas dentro de la cancha.

Sin duda esos artistas de la cancha son motivo de orgullo para los que llenan las gradas pero, como mencioné líneas atrás, se introduce al aficionado en la narrativa para convertirlo en protagonista, el mejor ejemplo y embajador de que el #ModoGuerrero es un estilo de vida; una gran manera de atender el sentido de pertenencia en la base de fans y promover los valores de la institución, incluida la responsabilidad social.

Desde mi punto de vista, la comunicación de Club Santos está dirigida a la afición de la región y al mercado estadunidense, aunque más de un aficionado rival se sentiría identificado con lo que hoy representa Club Santos y otros más, que se ven al fondo de la tabla, quisieran que su club siga una filosofía similar.

Hoy esta institución tiene 12 puntos de 12 posibles jugando por momentos de manera vistosa a la ofensiva y siempre con solidez a la defensiva, lo cual se antojaba muy difícil con el predecesor del Director Técnico Jorge Almada, de quien hay que aplaudir el manejo de vestidor.

Hay quien dice que hay planteles que “se dirigen solos”, una de las mentiras más repetidas en el mundo del fútbol; y en el caso de Club Santos basta voltear a la etapa de crisis post Siboldi en donde varios jugadores de gran calidad bajaron su rendimiento al ponerlos en las manos equivocadas; ahí está el ejemplo de Brian Lozano que junto con Julio Furch hoy es reflejo de un trabajo integral constante en una institución que sigue consolidando su imagen positiva en el fútbol mexicano.

Más allá de que Club Santos está como líder de la tabla, hay que aplaudir estos esfuerzos de comunicación con claridad de que en Sports marketing no se prometen fríos tres puntos y sí sueños, emoción, pasión… o un estilo de vida, el #ModoGuerrero, al que dan ganas de pertenecer en las buenas y en las malas.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ