La creciente adicción a las apuestas deportivas

En el año 1992, la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió “Ludopatía” como un trastorno psicológico donde, una persona siente una atracción desmedida por apostar dinero, es decir, no se trata de un pasatiempo o una posible fuente de ingresos, sino que hay personas que no sólo han perdido su dinero, también su empleo, salud y la proximidad con sus familiares. Antes, uno debía ser mayor de edad para ser recibido en un casino, hoy, basta descargarse una aplicación que introduzca al usuario en una aventura de futuro incierto.

Películas mundialmente famosas como “Daredevil” (2003), “La Gran Pelea” (2002), “Pulp Fiction” (1994) y seguro miles más, nos han demostrado los montones que dinero que mueven los deportes más allá de lo establecido en los contratos: El gremio de fanáticos quienes realizan “quinielas” donde apuestas dinero, para ganar, deben pasar diversos factores tales como el round en que cae uno de los luchadores, la ventaja de puntos entre los dos o más sencillo ¿Quién gana o pierde? Después, ésta tradición migró a otros deportes como sucede con el futbol.

El Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) en España, concluyó que los jóvenes quienes viven una etapa de cambio, mucha presión, soledad y además, tienen un conocimiento promedio en aplicaciones móviles e internet,  son las nuevas víctimas de éste fenómeno por la satisfacción que produce la ganancia inmediata sin un aparente riesgo. Por otra parte, una asociación civil llamada “Unidas podemos” le exigió al Ayuntamiento de Cartagena (Colombia) que baraje la ludopatía dentro del Plan Municipal sobre Adicciones y Drogodependencias.

Y México no es la excepción, la Encuesta Estatal de Adicciones en 2017, calcula que casi treinta mil personas en Yucatán tienen problemas con el juego, razón por la que la diputada local Milagros Romero Bastarrachea (Movimiento Ciudadano), propuso ante el Congreso de Yucatán que se reformara la Ley de Prevención de las Adicciones y Consumo Abusivo de Bebidas Alcohólicas y Tabaco del Estado. Dentro de las cosas por sumarse en la nueva Ley, es que las casas de apuestas estén a quinientos metros de distancia de centros de estudios tales como escuelas o bibliotecas. Además, los casinos tendrán carteles sobre la prevención y riesgos que puede provocar la ludopatía, por último, los usuarios tendrán un límite de endeudamiento.

En tiendas digitales como playstore y appstore existen casi 20 aplicaciones en español, donde los usuarios participan activamente, pero la reina indiscutible de éste rubro en México es Caliente.MX, quien se ha hecho de un espacio imperdible en publicidad digital, de hecho hay medios de comunicación nacionales quienes hacen mancuerna con ésta franquicia de casinos para obsequiar boletos para encuentros deportivos. Su aplicación CΑLlЕΝΤЕ – Αpuestаs у Guía de Caliente, tiene como único requisito ser mayor de trece años.