Sujeto que enterró cuchillo en el ojo, podría quedar en libertad

El Colegio de Abogados en Derecho de Veracruz, aseguró que ley así lo permite

Foto: Franco Cardel

Pese a la agresión que sufrió una persona con un cuchillo en la cara, por la cual perdió la funcionalidad del ojo izquierdo, Armando “N”, identificado como el agresor, podría continuar su proceso legal en libertad, dijo el presidente del Colegio de Abogados en Derecho de la ciudad de Veracruz, Luis Alberto Martín Capistrán.

El entrevistado dijo que la ley así lo permite.

Explicó que hay que hacer un análisis jurídico para determinar si hay legítima defensa o se actualiza el delito de lesiones o inclusive homicidio en grado de tentativa.

Detalló que no se puede hablar de legítima defensa como alega el agresor, pues está se desvirtúa ante la manera en que ocurrieron los hechos.

Y es que al existir una fuerza desproporcionada desaparece la legítima defensa.

“Aparentemente pudiera haber legítima defensa porque el primer agresor, se convierte en la víctima del delito, sin embargo el uso de la fuerza por parte de la persona que clavó el cuchillo, es desproporcionada, no se compara la fuerza que utiliza y al momento que es desproporcionada desparece la legitima defensa”, comentó.

Inicia proceso contra sujeto que apuñaló en el ojo a ciudadano 

Investigarán a quienes filtraron fotos de persona herida en Veracruz

Señaló que el hoy detenido pudo haber tomado otras medidas como retirarse del lugar o utilizar el arma para amedrentar en vez de clavar el cuchillo en la cabeza de Domingo “N”, ya que refleja saña.

Ante ello, la legítima defensa se desvirtúa y queda en homicidio en grado de tentativa y lesiones que por inhabilitar un órgano pudiera ser castigado hasta con ocho años de cárcel.

Sin embargo, debido a que las lesiones no se encuentran considerados como delito grave, significa que el sujeto activo (agresor) puede seguir su proceso en libertad.

“Eso así tendría que ser porque no está en el artículo 19 de la constitución de los delitos que ameriten pena privativa de la libertad. Es la primera vez que comete el ilícito, no tiene otro procedimiento previo, no ha sido sentenciado, no tiene las modalidades para que el juez de control determine la medida cautelar detención preventiva y permanezca en juicio en la cárcel”, concluyó.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.