Revelan abusos contra migrantes en Acayucan

Debido al límite de la capacidad de migrantes, las instalaciones se han vuelvo antihigiénicas, puesto que no tienen un espacio adecuado para realizar sus necesidades.

Foto: Agencias

Redacción/El Dictamen

La estación migratoria del Instituto Nacional de Migración (INM) que se encuentra en Acayucan, alberga a más de 3 mil indocumentados que conviven en condiciones infrahumanas con los baños repletos de excrementos debido a la saturación de sus instalaciones y con castigos como dormir en el suelo si se llegan a inconformar por esta situación.

Los migrantes han señalado que tampoco tienen permitido tener contacto o comunicación con sus familiares y sólo les autorizan dialogar con sus abogados con la intención de que desistan de intentar regularizar su estancia en México para pedir su deportación a sus países de origen.

A través de imágenes en las que se pueden observar las condiciones en las que se encuentran, indicaron además que se les condiciona para recibir el suministro de agua potable por espacio de dos horas por la mañana y dos por la noche, por lo que lanzaron un S.O.S. a lo que denominaron una estación “del terror”.

La abogada de varios indocumentados, Citlali Gerardo Cruz, aseveró que el INM se encuentra realizando de forma injustificada la orden de detención o alojamiento en contra de cientos de indocumentados y algunos ya cumplieron 40 días retenidos.

Mike Pompeo y Marcelo Ebrard se reunirán el 21 de julio en la CDMX
Peña Nieto sabía de la compra de planta en Coatzacoalcos: Emilio Lozoya

Sostuvo que las condiciones del lugar son pésimas y ya se están presentando quejas ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, pues reciben comida en mal estado y además no tienen servicios como el del agua potable.

A finales de junio, Carlos Ulises López Balbuena, asesor jurídico del Instituto Federal de Defensoría Pública, señaló que la estación está saturada y aseveró que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados reportó que la estación es para 736 indocumentados, aunque a la fecha se calculan cerca de 3 mil retenidos como parte de los operativos para asegurar indocumentados.

Algunos de los migrantes realizaron el pasado lunes una huelga por las condiciones de vida en el lugar, sin embargo, el director ordenó que les quitaran las colchonetas, dejando que durmieran en el piso.

Indicaron que han buscado la intervención de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, misma que no puede actuar debido a que el INM no informa sobre las personas que se acogen a la solicitud.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.