Violencia es reflejo de que el “temor a Dios” está despareciendo

Destacó la importancia de recuperar la compasión y el respeto por el prójimo para vivir en paz

Víctor Manuel Díaz Mendoza, Vocero de la Diócesis de Veracruz. / Foto: Agencias

Los múltiples actos de violencia que se están registrando en la conurbación Veracruz-Boca del Río, donde las víctimas y los agresores, no son delincuentes sino ciudadanos comunes, son solo reflejo de que el temor a Dios se está perdiendo entre la sociedad, dijo el vocero de la Diócesis de Veracruz, Víctor Manuel Díaz Mendoza.

El entrevistado lamentó que el exceso de estrés, provocado por la crisis económica y de valores, que existen en los hogares, este provocando que la sociedad se enfrente a puños o palabras, sin pensar en las consecuencias.

Habrían hallado dedo humano en su tamal de masa en la…
Parte el Buque “Simón Bolívar” del puerto de Veracruz (FOTOS)

Es evidente que no existe ningún tipo de tolerancia y ahora lastimar a alguien ya sea parte de nuestra cotidianidad.

“Es producto de lo que vivimos de la violencia intrafamiliar y del exterior. El hombre está cansado, estresado y no nos reconocemos como hermanos. Todo esto es producto de olvidar a Dios. El temor a Dios está desapareciendo, negamos su presencia en nuestra vida y no hay nada que me frene para atacar al otro”, comentó.

Destacó la importancia de recuperar la compasión y el respeto por el prójimo para vivir en paz.

Cabe recordar que tan solo en el transcurso de la semana pasada se dieron tres casos de agresiones; el hombre acuchillado en un ojo por un cajón de estacionamiento; el de un automovilista que persiguió con pistola a un urbanero por hacer mala maniobra y el abuso sexual de una mujer a bordo de un camión de la ruta Veracruz-Boca del Río.

Admitió que en ocasiones ante la deficiencia de las autoridades la gente hace justicia por propia mano, sin embargo, las leyes deben respetarse.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /LaTarde.

Más noticias AQUÍ.