Alcaldesa de Jamapa preparada para recibir auditoría del Congreso

Denunciará al síndico Julio César Sosa por señalamientos sin pruebas , obedecen a represalia al negarle salario de 50 mil pesos y 3 meses de aguinaldo

A fin de ejercer el derecho de réplica, la alcaldesa de Jamapa, Florisel Ríos Delfín, rechazó las imputaciones carentes de fundamento, sin prueba alguna hechas de manera reiterada por el síndico único Julio César Sosa Villalvazo y Selene González Morales, regidora segunda relacionadas con enriquecimiento ilegítimo, desvío de recursos públicos y abuso de autoridad.

Los integrantes de la comuna están preparados para recibir la práctica de auditoría de parte de una comisión del Congreso del Estado o del Órgano de Fiscalización Superior, reúnen finanzas sanas, en proceso de desarrollo de infraestructura, panorama transparente y dispuestos a responder a cuestionamientos, afirmó.

Alcaldesa de Jamapa niega irregularidades financieras

Veracruz creó el frijol Jamapa y ahora lo compra de Zacatecas

Esta información ocurrió durante la conferencia de prensa convocada por Ríos Delfín quien acudió a café del Centro Histórico acompañada por María Aurora Pérez Moreno, tesorera municipal; Rafael de Jesús Martínez Mendez, contralor; Carlos Alfredo Pérez Viceda, director de Obras Públicas; Felipe Rodríguez Valladares, director jurídico; en la cual exhibió documentos en los cuales presenta justificación de las actuaciones lícitas en el curso de la administración 2018-2021.

Pero también advirtió a sus detractores, miembros del Ayuntamiento de Jamapa, la decisión de recurrir a las instancias legales a presentar denuncias formales.

“Ya basta de tolerar agresiones sin soporte, producto de represalias por encontrar rechazo a la satisfacción de intereses personales”, dijo.

ORIGEN DEL CONFLICTO

A pregunta de los reporteros la jefa de la comuna señaló la exigencia de un salario de 50 mil mensuales de parte del síndico Julio César Sosa Villalvazo , petición rechazada en automático al contrastar el monto económico con la naturaleza de un municipio pobre, situación que evitaría la disponiblidad de dinero destinado a obra pública y apoyos sociales requeridos por sectores vulnerable.

Allí empezó el conflicto, luego subió de tono, al momento de plantear el beneficio de tres meses de aguinaldo, propuestas absurdas, sin aceptación por la mayoría del cabildo interesado en la optimización del aprovechamiento del presupuesto de 39 millones de pesos.

OBSERVACIONES SOLVENTADAS

Es cierto, reconoció Florisel Ríos Delfín, recibieron observaciones en cuenta pública presentada al Congreso y Orfis, mismas que poco a poco son solventadas; por lo tanto, reiteró la disposición para recibir la auditoría que corresponda, con la cual superen especulaciones en torno a obras “infladas”, versiones de Sosa Villalvazo quien cuestiona el patrimonio familiar reunido, sin tomar en cuenta ingresos procedentes de negocios construidos antes de llegar a la alcaldía.

Debe entender, subrayó: “No venimos de cero”.

Respecto a la influencia de su esposo en la toma de decisiones, negó merma de autoridad, tal vez el cónyuge llegue a opinar; pero la última palabra le corresponde a ella.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.