Lunch saludable para niños

Frutos secos para los niños

Por: Sabrina Zárate Sáenz

¡Hola HEALTHY MOMS! Hoy les quiero platicar sobre un alimento que aparte de saludable es un súper snak: los frutos secos. Como frutos secos podemos considerar a las avellanas, castañas, almendras, pistaches, nueces, nueces de la india, pepitas; pero por increíble que parezca los cacahuates no son frutos secos, si no  leguminosas.

Los frutos secos son alimentos muy completos desde un punto de vista nutricional desatacan por su elevado contenido energético, el cual deriva en su alto contenido de grasas insaturadas y proteína, los cuales resultan vitales para la formación y el crecimiento de los niños. Ayudan al fortalecimiento cardiovascular, además, son ricos en fibra, por lo que facilitan el transito intestinal, y previenen o mejorar el estreñimiento.

Existe un poco de miedo en ofrecer este tipo de alimentos en los niños, sobre todo porque si son muy pequeños se pueden atragantar y en algunos casos pueden presentarse alergias. Lo más recomendable es no ofrecerlos antes de los dos años y valorar de manera individual la capacidad del niño para morder estas frutas.

Una forma fácil de introducir a nuestros hijos este alimento es a través de las cremas de almendras o avellanas, de preferencia las no comerciales. En Veracruz existen muchas marcas locales que hacen este tipo de productos con una excelente calidad y precio adecuado.

Las galletas de avena también son una excelente opción para introducir este alimento de manera gradual a tus hijos. Pero si ellos ya están más grandes, puedes ofrecerles los frutos secos acompañados de un yogurth o una fruta y esto les brindará la energía suficiente para recuperarse después del ejercicio o como snak de media mañana.

La porción adecuada de estos alimentos varía, sin embargo, una buena métrica es el puño de la mano del pequeño.

Nos leemos la próxima semana. Gracias por enviar sus dudas al Facebook @sabrinazarate.healthymom.

Empresaria, Deportista, Healthy Mom