EVOLUCIÓN HUMANA

Cómo hemos llegado hasta aquí

En Burgos se encuentra el Centro de Investigaciones sobre Evolución Humana, este sitio de gran prestigio se ha convertido en un referente en el mundo sobre la paleoantropología, ahí se ha determinado por medio de 60 artículos científicos publicados por la directora investigadora María Martinon, ahora un referente imprescindible para reescribir la historia de nuestra evolución, a partir de sus aportaciones ha cambiado lo escrito en los libros sobre la materia, sabemos que somos parte del azar, también que una de las cosas que nos han dado permanencia en este planeta es sin duda la interacción con otras especies y sobre todo la gran capacidad que tenemos de adaptación.

Los restos fósiles de 47 humanos hallados en la gruta de Fuyan al sur de China con una antigüedad de 80 000 años, junto a otros restos de animales como elefantes, pandas, hienas y otras especies que datan de una antigüedad de unos 120 000 mil años, como lo corrobora la revista científica “Natura”.

Esto demuestra que el homo sapiens se encontraba en Asia mucho antes de lo que se pensaba por lo que su salida de África es más compleja.

Las investigaciones avanzan de forma vertiginosa gracias a nuevos elementos que se incorporan para conocer la evolución humana, esto a partir de unos 10 años a la fecha, con los estudios del ADN han permitido conocer más a fondo a nuestra especie haciendo un parte aguas entre lo que sabíamos hasta entonces y los resultados que arrojan las nuevas tecnologías, al comprobarse que nuestra especie hibridó con otra, con esto nos referimos a la evolución que se obtuvo de la relación que se dio entre los homo sapiens y los neandertales que por mucho tiempo fueron descalificados por la ciencia quedando plasmado en los libros como una especie torpe, tosca e inferior, pero en realidad eran inteligentes desaparecieron de la faz de la tierra hace unos 50 mil años, se adaptaron a las condiciones de la era en que les tocó vivir que fueron muy difíciles, las glaciaciones de por lo menos medio millón de años, seres de comportamiento complejo, agrupados socialmente y muy probablemente con un lenguaje, fueron muy parecidos a nosotros, en el fondo tenemos algo de ellos.

Dueños territoriales de lo que hoy conocemos como Europa que sirvió como una barrera para que los asiáticos homo sapiens penetraran esos territorios hasta que se extinguieron debido a la endogamia que los agotó genéticamente, los menos se fusionaron con la otra raza.

Gracias a esa adaptación de los seres humanos lograron penetrar en todos los rincones del planeta haciendo de todo para sobrevivir en cualquier ecosistema, nuestra fortaleza es la sociabilidad, el cuidarse entre todos, la fuerza y presión social es más fuerte que la fuerza física, somos capaces de establecer vínculos profundos que nos dictan comportamientos como lo hace la religión, las filosofías y los líderes.

El ser humano solo, aislado ya no es nada, necesita de la sociabilidad para sobrevivir.

[email protected]