E íbamos a cambiar el mundo

Las generaciones del “peace and love”.

Les decía ayer que este, nuestro mundo, las generaciones del “peace and love”, aquellas de los sesentas y setentas del siglo pasado que según esto íbamos a componer el “desastre” de mundo que nos habían dejado nuestros padres y abuelos, incluido el “status quo”, etc., hoy por hoy estamos dejando un planeta todo degradado, desvencijado y a punto de tronar como chicharrón quemado. O sea, todas aquellas generaciones fallamos peor que la de nuestros padres y abuelos, pues cabe hacer la observación, el mundo aún no estaba tan deteriorado como ahora. Pero, lo más interesante del asunto es que no se ve siquiera algún resquicio de inicio para comenzar a componer el problema global tan crítico que ahora enfrenta la creación en su totalidad. Esto, gracias a las metidas de pata y pésimas acciones para el “desarrollo” que se están llevando a cabo. Incluso, la contaminación atmosférica está peor que nunca por la sencilla razón de que nadie en los hechos ha llevado a cabo una auténtica tarea para la recuperación del entorno ecológico, pues de ser así, se necesitaría un cambio radical en la forma de vivir de todos los seres humanos y esto es lo que no se está dando. Pues salvo la demagogia en su más exquisita versión es lo que se está haciendo ahora en favor del medio ambiente.

AHÍ ESTAMOS TODOS

Lo anterior incluye a nuestro país y al mundo entero. Porque en todas partes se está depredando al planeta en todos los órdenes y todo en aras del “progreso”.

LOS COMBUSTIBLES FÓSILES SE SIGUEN USANDO CON SINGULAR ALEGRÍA

Por ejemplo, se dice y casi convencen respecto al uso de energías “limpias”, cuando que por la cuestión económica los combustibles fósiles, los que más contaminan son los que más se siguen usando. Las guerras por el control del petróleo del mundo siguen en firme avance y el uso del carbón no ha disminuido. Porque tal vez lo han dejado de usar en determinado país industrial, pero sus filiales en los países tercermundistas lo continúan haciendo, como si el producto de la combustión de estos combustibles fósiles no contribuyera al calentamiento global. O sea, los líderes mundiales le hacen al tío Lolo.

¿Y LOS ÁRBOLES? ¡NADIE LOS PROTEJE!

Y, los árboles que son prácticamente el único elemento que nos puede ayudar a limpiar la atmósfera son talados con singular alegría y ¿De qué sirve las autoridades expresen su “más absoluto apoyo a evitar la tala de árboles”, si vemos como diariamente esas mismas autoridades están autorizando el derribo de árboles?

VENTAS DE PERMISOS AL MEJOR POSTOR

En las zonas urbanas del país, las más afectadas por la quema de combustible de los automóviles que ahí se encuentran, vemos como los “H”. Ayuntamientos expiden como barajitas repetidas los permisos para el derribo “legal” de los árboles. Ayer, unas amistades que viven en la zona metropolitana de Puebla y a donde pernocto cuando voy a aquella otrora muy bella ciudad (sobre todo por el clima tan a todo dar que tenía, hoy hace un calor de la trompada), bueno, pues su casa queda en uno de esos fraccionamientos bardeados que ahora prevalecen, muy arbolado… hay hasta un pequeño bosque de ¡Eucaliptos! ¡Precioso ir a caminar ahí! ¡Peeerooooo! Alguien compró varios terrenos en dicho fracc, decidiendo construir ahí dos grandes torres de departamentos y resulta que al dueño de tal obra le “estorban” diez enormes árboles, y como están en su propiedad, ha pedido permiso para derribarlos y el H. Ayuntamiento de Cholula ha decidido otorgarle dicho permiso para la comisión de tal ecocidio “sustentado en derecho” y mis amigos y la mayoría de los habitantes de ese sitio, ahora están que trinan porque esos árboles no solamente limpian el aire, sino que son un gran plus para la vista en general de esa parte del fraccionamiento y… ¿No que se iba a respetar la flora y la fauna? Las torres ya están construidas, o sea, la presencia de tales árboles es más que necesaria y no se deberían derruir, porque además ¡No estorban!, pero, el capricho es el capricho y se puede entonces comprar todo. Por lo tanto ¡Arriba México y sus autoridades tan “democráticas”! ¡El país del no pasa nada aquí!

DE QUE ESTAMOS A PUNTO DE UN CAMBIO ¡NI LO DUDEN! PERO ESO SÍ ¡MUY DOLOROSO!

Y así como éste caso están al por mayor y al día a día en todo el territorio nacional y el mundo, por lo que ¿Cuál defensa del ecosistema? ¡Pamplinas! Nada ha cambiado y nada va a cambiar hasta que estemos más allá del punto sin retorno en la contaminación globalizada, entonces sí, les aseguro todo cambiara, pero con tremendo dolor para toda la creación, principalmente para el ser humano, que está y estará entonces más que consciente de que él y solo él fue la causa de tan magno desastre que cuyas consecuencias lo incluyen a él y que ya no hay otro planeta donde habitar y por lo tanto, solo quedó la sopa de jodeos.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.