Davaluada fauna de odiadores

Siguen empecinados en decirle hasta pita morada al Presidente

Foto: Agencias

Pues a pesar de que muchos de los integrantes de las “fuerzas vivas” siguen empecinados en decirle hasta pita morada al Presidente, él continúa en un buen rating en la aprobación del pueblo en general. Y ahora resulta que el ex de Hacienda, Carlos Urzúa es todo un héroe para toda esa fauna de odiadores de a gratis. Porque incluso, muchos de los que hablan pestes de AMLO por el mero prurito de hablar, les decía la vez pasada son el puro blof, porque, ni saben de lo que hablan y mucho menos tienen una idea clara de lo que discuten, como por ejemplo la cancelación del NAICM ¡Como si viajaran mucho! Y en su vida se han subido a un avión o hace miles de años que dejaron ya de hacerlo. En cambio, los que sí están perdidos porque ya no tienen los privilegios y prebendas súper millonarias que dejaron de percibir con la llegada de AMLO, son unos cuantos. Tal y como en su excelsa novela de “El Lobo Estepario”, Hermann Hesse explica lo que en realidad es la burguesía, dice que es un pequeño grupo de gente con una forma de vivir bastante desahogada, pero no todos los que dicen ser burgueses forman parte de esta élite, sino que los que pretenden serlo, son un grupo de adoradores de estos.

(A partir de aquí es mi interpretación): O sea ¡Puros farsantes! Que no tienen ni para pagar la tenencia del vehículo que poseen desde al año del caldo, como tampoco para llenarle el tanque de gasolina, pero eso sí, critican a AMLO para que digan que ellos, que no tienen ni en que caerse muertos ya de perdis sean unos “Fake Fifís” ¡Y ni a eso llegan!

¡PURO FIFÍ DE A CENTAVO! Y ADEMÁS ¡DEVALUADO!

En el caso del señor Urzúa que era más desconocido que Pedro Infante cuando bebé, ahora los “Fake Fifís” lo han hecho famoso y todo porque de pronto el señor Carlos Urzúa rompió con una norma de oro de la lealtad, que consiste en no hablar mal de quien te ha empleado, salvo, claro, para defenderte llegado el momento de que fueras atacado, pero, ni quien pelara y ni quien pele al ex de Hacienda. Pero los medios de comunicación que se quedaron sin chayote y ahora andan buscando la chuleta a donde sea y cómo sea, le han visto los máximos atributos a este infausto señor que anda de “perra flaca”, cual tamalera desahuciada contando cuestiones a las que tuvo acceso precisamente por el puesto que ocupara. Lo cual habla muy mal de él, porque, para empezar, imagino que AMLO no le puso un cuchillo para aceptar el cargo, y él, Urzúa, sabía a lo que se estaba metiendo y por lo tanto, no se vale salir de chillón porque cual niño “buleado”: “¡No me gustó como me vio Paquito!”. Si no le gustó lo que encontró, simplemente se sale el señor y ¡Son se acabó!, no hay que hacerle al Lino Korrodi, cuando encueró a Fox y demás panuchos, cuando escribiera en su libro “Me la jugué”, todas las barbaridades cometidos por “Amigos de Fox”.

Que dicho sea de paso y recordando un buen decir del buen Germán Dehesa respecto a este libro: “Creo que todos en algún momento de nuestra vida nos la hemos jugado”.

PURO CUENTO. ENTONCES ¿PARA QUE DIABLOS SE METIÓ?

Cabe reconocer a AMLO que ha estado a la altura de las circunstancias no haciéndole caso a este individuo lenguaraz, que bien haría en cerrar la boca e irse a su casa a entretener a sus nietos.

EL IMPRESENTABLE DE CALDERÓN Y PANUCHOS MÁS

En el mismo papel están ahora Fox y Calderón ¡Patéticos! Ahora Calderas dice que Morena le boicotea sus asambleas para la formación de su partido político, que dicho sea de paso, le deberían nombrar “El Cementerio” a dicha intención de agrupación, porque ni quien los pele a él y a doña Margarita. Y porque el sentir de la ciudadanía con respecto al Tercer Michoacano, es precisamente el de haber hecho de México un cementerio, clandestino, claro, pero cementerio al fin.

Ahora resulta, que a toro pasado Fox y Calderón tienen la respuesta a los problemas de México, pero cuando Presidente se la pasaron haciendo garras al país. Bueno, pues ya bailaron, ahora el baile es para otro.

Pero en fin, no deja de dar pena ajena ver a toda esa bola de conocidos hablando barrabasadas de cosas que ni saben, ni en su vida han visto ni verán, pero, ellos “dicen que dijo”. Están mal y peor que se van a mirar.

NO HAY ALTERNATIVA, PORQUE LOS OTROS ESTÁN PARA EL PERRO

No debemos destruir lo poco que aún tenemos de país. Y no hay otro camino que continuar con AMLO, de lo contrario, lo otro es seguir beneficiando a un élite depredadora, tal y como lo hicieron vía Hacienda, tanto Fox como Calderón, además de toda una bola de abusos más.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.