La inminente devaluación del dólar

China y Japón están comprando menos dólares

Foto: Agencias

Donald Trump, el Presidente de los Estados Unidos asegura que Europa practica un gran juego de manipulación de divisas y bombea dinero para competir con su país, pero la teoría económica básica, de la oferta y la demanda, apunta a una inevitable depreciación del dólar durante los próximos meses.

La demanda tiene argumentos tangibles que apoyan la previsión bajista para el billete verde -y alcista para el euro. China está comprando menos dólares y Japón va en la misma dinámica, lo que incide en los montos de bonos estadounidenses en manos de los dos países asiáticos, sus dos principales tenedores, vengan descendiendo de los máximos que alcanzaron entre 2013 y 2014, y la tendencia apunta que seguirán reduciéndose, puesto que “a intención de ambos es seguir diversificando sus reservas de divisas.

La menor demanda de dólares tiene que ver con los diferenciales de los tipos de interés, al haberse reducido desde los máximos que alcanzaron a finales de 2018 por la fuerte caída de la rentabilidad del papel norteamericano y ante la expectativa de que la Reserva Federal (Fed) recorte el precio del dinero oficial, incluso este mes de julio, por lo que invertir en deuda denominada en dólares es menos atractivo. El diferencial de tipos también establece el coste de cubrir el riesgo- divisa y al abaratarse de cerca del 3,25% de hace siete meses hasta el 2% actual, lo que favorece que se abran”más posiciones en corto, bajistas, contra el dólar.

A la oferta la motiva la política monetaria. La intención de la Fed de frenar el decremento de su balance con fines acomodaticios, como se confirmó en la última reunión del banco central estadounidense -en junio-, significa también que se deja de reducir la oferta de dólares. Esa oferta y demanda enfila a una depreciación del dólar en sus precios objetivos para el cruce entre el euro y el billete verde. Ya se ve a la moneda común, de media, intercambiándose por 1,17 dólares en un año, lo que se traduce en alrededor de un 4% de potencial de apreciación para el euro. Los más optimistas llevan su previsión hasta los 1,25 dólares.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.