Gran remate de libros en Ciudad de México

Explanada del Monumento a la Revolución

La CDMX se autodenomina “Capital Cultural de América” y se dice “Una ciudad innovadora y de derechos”, y hace todo por lograrlo, como eventos como el 13º. Gran Remate de Libros”, que se realizó del 12 al 21 de julio pasados, por primera vez en la explanada del Monumento a la Revolución, pues los anteriores se hacían en el Auditorio Nacional.

Fue todo un éxito, que habla bien de los organizadores: el gobierno de la ciudad y la Secretaría de Cultura, que lograron convocar a más de 130 editoriales, y lo más impresionante: miles de visitantes, entre ellos quién esto escribe que pudo adquirir a precio muy reducido unos treinta ejemplares. Había ofertas de libros a 20 pesos o tres por 50, imposibles de rechazar.

Todo esto aderezado con un centenar de eventos artísticos y artesanales, desde los imprescindibles cuentacuentos hasta los talleres de impresión, encuadernación, fotografía, etc. Asistimos a un Taller de Encuadernación que impartió el maestro Adán Torres Altamirano, que trabaja para varias editoriales, entre ellas “Ediciones del Lirio” cuyo Gerente de Distribución, el Lic. Christian Galván, prometió traer a Veracruz a todo el equipo de artistas que participan en la edición, publicación y distribución de libros, si le aseguramos, un espacio como el que les ofrecieron las autoridades de la CDMX.

Eventos como estos borran las leyendas negras de que los mexicanos no leemos y de que se acabó el libro como tal, que ahora todos leen eBooks en su Kindle de Amazon. Lo que hace falta es acercar los libros a los lectores.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.