México aumenta vigilancia en el Río Bravo

Las autoridades mexicanas aumentaron este jueves la vigilancia en los márgenes del río Bravo para inhibir a los migrantes que intentan cruzar nadando a EE.UU.

Foto: Agencias

Las autoridades mexicanas aumentaron este jueves la vigilancia en los márgenes del río Bravo para inhibir a los migrantes que intentan cruzar a nado a Estados Unidos, informaron fuentes del Instituto Nacional de Migración (INM).

El aumento de la vigilancia se puso en marcha después de que un grupo de 17 migrantes, la mayoría de nacionalidad Cubana, cruzó en la víspera a nado las aguas del río Bravo, con el objetivo de internarse a EE.UU., declaro el delegado del Instituto Tamaulipeco para los Migrantes, Enrique Maciel Cervantes.

De estos migrantes, quince se echaron a nadar y dos mujeres utilizaron un colchón hinchable para cruzar al país norteamericano, que hace dos semanas se cobró la vida de un migrante salvadoreño y de su pequeña hija de casi dos años de edad.

De acuerdo con Maciel Cervantes, estas 17 personas que cruzaron nadando “estaban desesperadas” porque ya tenían entre de 3 a 4 meses en la lista de espera para obtener una cita con las autoridades de migración de Estados Unidos para tramitar su petición de asilo.

INM atendió a más de 10 mil niños migrantes
Sismo de magnitud 3 sacudió a CDMX

Ante esta situación, Maciel Cervantes dijo que el gobierno federal mexicano decidió implementar un operativo de vigilancia, por lo cual este jueves se pudo observar a lo largo del bordo de contención de río a elementos de la Guardia Nacional, quienes realizan trabajos de patrullaje y supervisión.

Esta acción de las autoridades tuvo como efecto principal el que los migrantes, alrededor de 20, volvieran a reunirse en la plaza de descanso donde comienza el puente internacionalque comunica Matamoros, Tamaulipas, con Brownsville (Texas).

Los migrantes señalaron a la prensa que se encuentran cansados y fastidiados por tanto esperar, ya que la situación económica ha comenzado a mermar sus bolsillos

Algunos han comenzado a solicitar empleo temporal en México en el ramo de la construcción o bien en trabajos generales que les permitan seguir sobreviviendo hasta ser llamados.

En Matamoros hay alrededor de mil 700 migrantes en la lista de espera para entrevistarse con las autoridades de Estados Unidos, que le están dando prioridad a familias completas o bien a personas con enfermedades que necesitan ser atendidas inmediatamente.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.