¿Cuál es la diferencia entre homicidio y feminicidio?

Aunque en ambos casos se arrebata la vida de un ser humano y se castiga con cárcel, las leyes en México aplican el concepto de feminicidio cuando una mujer es asesinada por cuestiones de género en circunstancias específicas

Aunque el feminicidio y el homicidio tienen en común el asesinato de un ser humano el cual se paga con cárcel, en México la ley considera ambos casos de manera diferente.

En el caso del homicidio, el Código Penal mexicano señala que “Comete el delito de homicidio: el que priva de la vida a otro” y solo se puede sancionar como tal cuando se compruebe que sucedió en las siguientes circunstancias:

Veracruz, el más violento para las mujeres; 104 feminicidios en 6 meses

Veracruz sigue siendo el estado con más feminicidios

“Que la muerte se deba a las alteraciones causadas por lesión en los órganos, ya sea por consecuencia inmediata o por alguna complicación causada por la lesión y que no pudo combatirse, por ser incurable o por no tener al alcance los recursos necesarios”.

Para que en México pueda castigarse debe ser denunciado y seguido por trabajadores del Ministerio Público, Policía y Peritos.

La sentencia se determina dependiendo el tipo de homicidio.

Cuando hay lazos familiares entre el homicida y el asesinado las penas irán de 10 a 40 años. Si es homicidio doloso, es decir, por accidente, las penas van de los 10 a 15 años.

Mientras que el categorizado como “culposo” alcanzaría sentencias de 15 a 25 años, sin embargo, la pena estará sujeta a la situación particular del caso, según información recopilada por el portal Actitud Fem.

En el caso del feminicidio, de acuerdo con el artículo 325 del Código Penal federal, el concepto se aplica cuando una mujer es asesinada por cuestiones de género y ocurre en algunas de las siguientes formas:

1.-La víctima presenta signos de violencia de cualquier tipo.

2.-A la víctima se le hayan inflingido lesiones o mutilaciones inflamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida.

3.-Existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar del homicida contra la víctima.

4.-Haya existido entre el homicida y la víctima, una relación sentimental, afectiva o de confianza.

5.-Existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el delito, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima.

6.-La víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo, previo a la privación de la vida.

7.-El cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.

Con información de Agencias

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.