Hallan cinco nuevos arrecifes coralinos en el Golfo de México

Especialistas de la UV, ITBoca y CEMDA, piden un esquema de protección legal, para estos ecosistemas, frente a la extracción de petróleo y los proyectos de desarrollo

Especialistas de la Universidad Veracruzana (UV), Instituto Tecnológico de Boca del Río (ITBoca) y del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), llevaron a cabo la presentación del descubrimiento de cinco arrecifes coralinos no emergidos, ubicados dentro y fuera del Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano y que son una muestra de que aún no se han identificado todos estos cuerpos en el Golfo de México.

Esta información está incluida dentro del reporte de los hallazgos encontrados durante el último año de trabajo, sobre la Exploración de Ecosistemas Arrecifales en el Suroeste del Golfo de México.

Las altas temperaturas podrían favorecer a los corales

Descubre lo que bloqueador solar le ocasiona a los arrecifes

“Estamos reportando ahorita ocho arrecifes, de los cuales cinco eran totalmente desconocidos para la ciencia y desconocidos para las autoridades”, comentó.

El oceanógrafo e investigador del Instituto de Ciencias Marinas y Pesquerías de la Universidad Veracruzana (UV), Leonardo Ortiz Lozano, citó como ejemplo el arrecife coralino, llamado “Corazones”, que mide 5 kilómetros de largo por 700 metros de ancho, que no estaba considerado en ninguna cartografía.

Dicha información fue aportada por pescadores y buzos deportivos.

Además de una zona de arrecifes no coralinos, que se encuentran entre Antón Lizardo y la desembocadura del Río Papaloapan, en la localidad de Arbolillo.

Destacó que el resto de los arrecifes explorados se caracterizan como bordeantes y sumergidos, y están ubicados tanto dentro como en las regiones aledañas al Sistema Arrecifal Veracruzano (SAV), frente a la costa de los municipios de Úrsulo Galván, Actopan, La Antigua, Veracruz, Boca del Río y Alvarado, denominándose Arrecifes Intermedios Centrales (AIC).

Destacó que se trata de sitios de pesca muy relevantes para las localidades cercanas al puerto de Veracruz y que por el desconocimiento de su existencia, se ven amenazados por proyectos de la industria energética, que dentro de sus evaluaciones de impacto ambiental, no mencionen su presencia.

Por ello se pide que exista un esquema de protección legal, con la finalidad de proteger estos arrecifes que representan una riqueza natural, frente a la extracción de petróleo y los proyectos de desarrollo.

“Lo que estamos haciendo es publicitar la presencia de estos arrecifes, para que cuando se hagan las evaluaciones de impacto ambiental de toda esa industria, en las licitaciones de exploración y explotación petrolera, se considere la presencia de estos arrecifes y las medidas de mitigación y protección, sean las adecuadas para que puedan convivir las dos actividades, la existencia del ecosistema con su pesca asociada y la industria energética”, comentó.

Explicó que por seguridad alimentaria, México debe de proteger este tipo de ecosistemas, debido a que el calentamiento oceánico provocará que diversas especies marinas, adopten estos sitios como su hábitat en los próximos 30 años.

“Sino estamos protegiendo esas zonas, no tendrán esas especies un lugar donde resguardarse de las altas temperaturas de la superficie, y nos quedaremos sin industria pesquera, donde dependen miles de familias, sobre todo en Veracruz”, comentó.

Lamentó que en México, no exista una política ambiental clara.

Síguenos en  Facebook/Girando en Verde.