En riesgo la reserva de Los Tuxtlas por la austeridad

Fue cancelado el programa del Pago por Servicios Ambientales para 495 ejidatarios por falta de presupuesto, lo que podría acabar con 2 mil 280 hectáreas

Al menos 2 mil 280 hectáreas de la Reserva de la Biósfera de los Tuxtlas podrían estar en riesgo por la austeridad implementada por el Gobierno Federal, ya que fue cancelado el programa del Pago por Servicios Ambientales para 495 ejidatarios, argumentando falta de presupuesto.

El Pago por Servicios Ambientales (PSA) fue creado desde 2009, en la administración de Felipe Calderón, como un incentivo económico para los dueños de los terrenos forestales, para compensarlos por los costos de conservación y gastos al realizar prácticas de buen manejo del territorio.

Aumenta tráfico de animales en Los Tuxtlas

Se redujo 70% la población de mono araña en la zona de Los Tuxtlas: INECOL

Los esquemas del PSA son voluntarios, pues se basan en el interés y acuerdo mutuo de las partes para participar en ellos.

En estos esquemas, los usuarios de los servicios ambientales (ciudades, organismos operadores de agua, empresas, entre otros) están dispuestos a pagar para seguir disfrutando de ellos, mientras que los proveedores (dueños de los terrenos forestales), están dispuestos a adoptar las acciones necesarias para mantener o mejorar su provisión a cambio del pago recibido.

Hasta la administración anterior, a los ejidatarios se les pagaban 550 pesos anuales por cada hectárea y, de acuerdo con las bases que lanzó la administración de Andrés Manuel López Obrador, se les pagarían hasta 700 pesos al año por cada hectárea.

Sin embargo, a ninguno de los 495 ejidatarios de las 2 mil 280 hectáreas de Los Tuxtlas se le ha entregado los recursos.

Además, el año que entra la situación podría agravarse, debido a que en 2020 se vence el convenio de otros seis ejidos, en los que hay aproximadamente otras 3 mil 813 hectáreas.

La Biósfera de Los Tuxtlas fue decretada reserva federal en 1998 y se integra para asegurar la permanencia de los procesos ecológicos y evolutivos naturales en la región.

Es considerada una selva húmeda que abarca los municipios de San Andrés Tuxtla, Catemaco, Mecayapan, Tatahuicapan de Juárez, Soteapan y Pajapan.

Con información de El Universal

Síguenos en  Facebook/Girando en Verde.