Más de 20,000 personas se preparan para buscar al monstruo del lago Ness

Recientemente un evento en Facebook ya logró confirmar a más de un millón de personas para “invadir” el Área 51 el próximo 20 de septiembre. Ahora, de la misma forma surgió una convocatoria para buscar al monstruo del lago Ness. En solo seis días, el evento tiene ya más de 21,000 confirmados.

“El tiempo para encontrar a ese gran chico es ahora”, se lee en la descripción del evento. La búsqueda está prevista para el sábado 21 de septiembre, justo un día después de la convocatoria del Área 51.

Esperan con desconcierto lo que pasará en el Área 51 el 20 de septiembre

VIDEO: Hallan el cadáver de un monstruo del lago Ness en EE.UU.

Las autoridades medioambientales de Escocia advirtieron sobre los riesgos de realizar la actividad masiva en el lago Ness. Señalaron que “el peligro de que mucha gente descienda sobre un cuerpo de agua del tamaño, profundidad y temperatura del lago Ness, no debe ser subestimado”.

Por ello, pidieron que se reconsidere el evento y se deje a “Nessie en paz”, ya que una inmersión repentina en agua por debajo de los 15 grados puede matar muy rápidamente y la temperatura del lago Ness es de 6 grados de media.

El fraude de Nessie

Lamentablemente para muchos, el monstruo del lago Ness no existe. Si bien la leyenda comenzó en 1933, una de las fotografías más famosas de “Nessie” tomada en 1934 ayudó a cosechar el misterio. Sin embargo, es considerada uno de los engaños fotográficos más grandes de la historia.

La fotografía en blanco y negro muestra al supuesto monstruo del lago Ness mientras asoma su largo cuello. Fue capturada por el cirujano británico Coronel Robert Wilson.

ness-1934-foto

Wilson afirmó que él mismo había tomado la imagen muy temprano por la mañana. Contó que algo raro se movía en el agua y se acercó a investigar. Esa imagen bastó para considerarse por muchas décadas como la auténtica prueba de la existencia del monstruo.

Fue hasta 1994 que Christian Spurling confesó que junto con otras dos personas habían participado en una conspiración para tomar la famosa foto. El objeto del agua no era ningún animal marino, sino un submarino de juguete equipado con una cabeza falsa de serpiente marina. Estas tres personas querían vengarse del cirujano, así que lo convencieron de publicar las falsas imágenes a su nombre.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

Con información de RT.