Reiki, sanación en tus manos

¿Qué es?

El Reiki es una práctica espiritual japonesa que se utiliza para el alivio de gran cantidad de enfermedades por medio de la transmisión de energía a través de las manos. Es una terapia que tiene un origen espiritual y es una de las terapias alternativas que es reconocida y por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un medio complementario de los tratamientos tradicionales para curar a los pacientes. Este método complementario acelera la curación en los pacientes. Mientras que la medicina tradicional trata la enfermedad, Reiki trata la causa. En la mayoría de los casos, el Reiki se utiliza como una terapia integrativa en los tratamientos médicos con resultados sorprendentes.

¿Cómo funciona?

Se trata de una técnica de canalización y transmisión de energía vital a través de la imposición de manos, que se utiliza para obtener paz y equilibrio en todos los niveles: físico, mental, emocional y espiritual. Actúa en profundidad yendo a la raíz del problema físico o emocional, permitiendo que la emoción o el patrón de conducta que ha creado el desequilibrio, se manifieste y sea sanado. También nos ayuda al crecimiento personal y a la expansión de nuestra conciencia.
Al ser un método de sanación natural, se dirige a la salud y el bienestar de las personas, en todos los niveles: conciencia, mente y cuerpo. A través de un estado de relajación, la energía universal es canalizada por el terapeuta y se transmite al individuo a través de las manos, que se dirige a los puntos de energía. Esta energía actúa de manera inteligente al desbloqueo de los puntos críticos, restaurando el flujo de energía vital. Cuando el cuerpo energético está armonizado y equilibrado, el propio organismo es capaz de “producir” o de “desechar” lo que necesita para cumplir y mantener este estado natural de salud y bienestar.
La terapia funciona con la imposición de las manos: el terapeuta realiza una serie de posiciones con las manos sobre el cuerpo de esa persona para transmitir energía universal y que es tratado en todo su ser. Después de recibir reiki, es natural sentirse de buen humor, lleno de energía, como si acabara de regresar de pasar una buena noche de descanso. Es un método indoloro, relajante y que deja muy tranquilo y confiando a los pacientes.

Puntos de energía

El Reiki cubre todos los sistemas glandulares, que a su vez controlan las hormonas del cuerpo. Estos sistemas glandulares están íntimamente conectados a los centros energéticos llamados chakras. Chakra significa “rueda” en sánscrito. Los vedas utilizaron este término para denominar los centros energéticos del cuerpo humano. Hay siete chakras principales y varios secundarios que corresponden con los puntos de acupuntura. Cada uno de ellos se asocia con alguna de las glándulas endocrinas dentro del cuerpo físico

Chakra raíz
Situado en el perineo. Emocionalmente gestiona la seguridad, la supervivencia, la confianza, la energía física y voluntad de vivir la relación con el dinero, el hogar, el trabajo.

Chakra sacro
Situado debajo del ombligo y gestiona el sistema reproductor. Se asocia con lo que el cuerpo quiere y necesita, y con lo que encuentra placentero.

Chakra del plexo solar
Ubicado debajo del pecho. Emocionalmente gestiona las percepciones relacionadas con el poder, el control, la libertad, autoestima y la facilidad de ser uno mismo.

Chakra del corazón
Ubicado en el centro del pecho. Emocionalmente es el responsable de las percepciones de amor, es el centro a través del cual amamos y nos relacionamos con la gente.

Chakra de la garganta
Ubicado en la base de la garganta. Emocionalmente representa los aspectos de expresar y recibir. La expresión puede manifestarse tanto en la forma de comunicar lo que se siente.

Chakra del Tercer Ojo
Ubicado en la parte central de la frente. Es el lugar en el que se encuentran nuestras verdaderas motivaciones, y es el nivel de conciencia que dirige nuestras acciones y, de hecho, nuestras vidas.

Chakra de la coronilla
Ubicado en la parte superior de la cabeza. Emocionalmente se encarga del sentido de empatía, unidad y sentir las experiencias de otras personas.

Beneficios

  • Alivia el insomnio
  • Ayuda en el crecimiento espiritual
  • Alivia los miedos y fobias
  • Provoca una sensación de total comodidad, relajación y paz
  • Reiki ayuda en el proceso de liberación de las emociones
  • Estimula creatividad, memoria y concentración
  • Calma y alivia el estrés y la ansiedad
  • Se activa el sistema inmune (y es esencial en el tratamiento de la enfermedad)
  • Ayuda en el tratamiento de adicciones (tabaco, alcohol, drogas) y los malos hábitos
  • Proporciona limpieza y claridad del ámbito de la energía

¿Te interesan estos temas? No te pierdas nuestra edición semanal de Bienestar y Balance en la edición impresa del periódico.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

Con información de Tarssa.