Calor y mal humor: los efectos del verano en tu estado de ánimo

Las altas temperaturas del verano traen consigo cambios en el estado de ánimo de las personas. Y es que calor y mal humor van de la mano, pues su intensidad puede afectarnos no solo física, sino mentalmente.

Un estudio de la revista European Journal Social Psychology exploró el vínculo entre la temperatura del ambiente y el comportamiento prosocial individual. En él se realizaron tres experimentos en lo que se comprobó que los entornos más calurosos son los que hacen que otras personas sean menos propensas a ayudar a otros cuando tienen una necesidad.

Así, un día increíblemente caluroso puede hacer que las personas tengan sentimientos de mal humor e incluso hostilidad hacia las personas que los rodean. El vínculo entre la temperatura del ambiente y los comportamientos poco sociales es directo.

¡Alerta! hoy inicia la canícula y estos son los estados afectados

Los peligros de tomar refresco diario

Experimento 1

Las autoras analizaron la conducta de los empleados. Descubrieron que si las temperaturas eran demasiado altas, los trabajadores reducían a la mitad su ayuda a los clientes.

Experimento 2

A la mitad de los participantes que hacían una encuesta en línea pagada de les pidió que recordaran situaciones en las que sintieron de manera incómoda demasiado calor y luego se les pidió que hicieran otra encuentra sin compensación adicional. Solo el 34% de las personas estaban dispuestas a completar la encuesta gratuita.

Experimento 3

Por último, se comparó a un grupo de estudiantes en una sala de calor con otro en una sala con temperatura agradable. Ambos grupos tenían que llenar una encuesta que beneficiaría a una organización local sin fines de lucro. En la sala calurosa solo el 64% se ofreció a responder la encuesta, mientras que en la otra sala el 95% se mostró dispuesto. Los alumnos que tenían más calor solo contestaron a una sexta parte de las preguntas en comparación con los que estaban en la otra sala.

Calor y mal humor

La investigación arrojó que los ambientes calurosos aumentan la fatigareducen el estado de ánimo positivo. Esto conduce directamente a un menos comportamiento de ayudar a los otros o relacionar con ellos. La comprensión de esta conexión puede ayudar a las personas a anticipar -y posiblemente a prevenir- este tipo de comportamientos dañinos o indeseables. A pesar de que no se puede controlar el clima, sí se puede controlar el humor de cada uno.

Así que este verano sé consciente del efecto negativo que puede tener sobre tus emociones y busca soluciones para mejorar el calor en tu cuerpo. Ten en cuenta que también debes mantenerte hidratado para prevenir la insolación o un golpe de calor.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

Con información de Investigación y Ciencia.