Realizan mesa panel “Matrimonio igualitario” en Yucatán

NOTIMEX

En Yucatán prevalece el “oscurantismo” en materia de derechos humanos, ya que incluso en diversos países de África tienen avances importantes en matrimonio igualitario, cuando en esta entidad sucede todo lo contrario, denunciaron especialistas y activistas.

Durante la mesa panel “Matrimonio igualitario” que se realizó este miércoles en el edificio central de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), los participantes destacaron que, a pesar del avance jurídico que hay en el país, la forma de pensar de la mayoría de los diputados locales corresponde al “siglo XVI”.

La investigadora de esa casas de estudios, Ligia Vera Gamboa, destacó que en la XVII marcha de la Comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Travesti, Transexual e Intersexual (LGBTTTI+) de Yucatán, se comprobó que “los yucatecos ya no son tan conservadores”.

La mayoría de los participantes eran jóvenes, incluso, “las nuevas generaciones ya tienen un respeto a la igualdad de género, por lo que en un futuro próximo ya no predominarán las posturas radicales”.

Mauricio Vila incrementa el salario a más de 28 mil trabajadores de la educación en Yucatán

Son rechazados casi 2 mil estudiantes para preparatoria pública en Yucatán

La estudiosa del Centro de Investigaciones Regionales (CIR) “Dr Hideyo Noguchi” de la UADY expresó que en el estado ya se fomenta el concepto de familia homoparental, conformada por un matrimonio entre dos personas del mismo sexo, e incluso, uno de ellos ya hasta adoptó a un hijo.

Recordó que recientemente, en Botswana se aprobó el matrimonio igualitario, por lo que “es increíble que un país de tercer mundo, y de África, se tenga una mayor cultura sobre derechos humanos en comparación con Yucatán”.

Asimismo, el abogado Villevaldo Pech Moo señaló que los matrimonios entre personas con orientaciones sexuales diferentes están prohibidos en Yucatán, pero se puede lograr por medio de amparos, cuyo proceso legal tiene un costo de entre 20 mil a 50 mil pesos.

“El matrimonio igualitario es un derecho humano, por lo que los diputados no deben de gastar neuronas para demostrar lo contrario”, aseguró.

También reprobó la actitud de los diputados locales de votar en secreto en contra de la reforma que permitiría en enlace civil entre personas del mismo sexo en esta entidad, pues “fue evidente que predominó el síndrome de la avestruz”.

El problema no sólo es el Congreso del Estado, ya que también predomina en el Poder Judicial de Yucatán, en donde actualmente no se puede obtener un amparo para procurar que una pareja homosexual se pueda casar.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestras newsletters aquí