En Mérida multarán hasta por 2 mdp a establecimientos que excedan niveles de ruido

NOTIMEX

Multas de hasta dos millones de pesos y la suspensión permanente de los negocios forman parte del nuevo Reglamento de Protección al Ambiente y del Equilibrio Ecológico que busca aminorar la contaminación auditiva en esta ciudad.

La víspera, el cabildo meridano aprobó, por unanimidad, las reformas a dicho ordenamiento municipal que responde a una demanda ciudadana por elevado ruido que se registra en algunas partes del Centro Histórico y otras zonas de la capital.

Con este nuevo reglamento se busca que prevalezca el respeto a terceros y lograr una sana convivencia, por lo que se adecuó la  legislación municipal a la Norma Oficial Mexicana (NOM-081-SEMARNAT-1994).

Sobre este tema, el director de Desarrollo Urbano del ayuntamiento de Mérida, Federico Sauri Molina, explicó en entrevista que esta normatividad prohíbe emisiones de ruido y vibraciones que rebasen los límites máximos permisibles provenientes de fuentes fijas y estacionarias.

Resaltó que la nueva disposición es resultado de un amplio proceso de socialización que incluyó a vecinos interesados, cámaras empresariales como la Cámara de Comercio de Mérida; además del Patronato del Centro Histórico, así como dueños de bares y discotecas, expertos en urbanismo, entre otros.

Aseguran nueva toma clandestina de combustible en Yucatán

Son aprobadas las medidas contra violencia digital y ciberacoso en Congreso de Yucatán

Se endurecen las multas a fin de desincentivar las infracciones al reglamento y se introduce la figura de la reincidencia como agravante de aquellas infracciones que sean reiterativas por parte del mismo infractor.

De tal forma que las sanciones económicas van de los ocho mil 449 pesos a 42 mil 245 pesos en el rango menor.

En caso de reincidencia o negativa, la multa es de 422 mil a los dos millones de pesos, en el rango mayor. Cabe destacar que las cantidades son evaluadas mediante la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

En caso de reincidencia para acatar estas medidas, la autoridad municipal procederá a la clausura en forma definitiva de la obra, actividad o concesión de la fuente contaminante que ocasionó la infracción.

El nuevo ordenamiento municipal se empezará a aplicar a partir de la próxima semana.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestras newsletters aquí