Cómo ayudar a nuestros hijos a alcanzar un equilibrio físico, mental y emocional

Practicar la actividad física en la infancia genera un cuidado a futuro para la salud, además de un crecimiento y desarrollo saludable. Hacer movimientos para estimular el sentido del equilibrio físico activa el sistema motor y también las actividades cognitivas.

Los niños necesitan el equilibrio mental para desarrollar al máximo sus capacidades y potencialidades; la estructura y estabilidad familiar y académica son básicas para su progreso psíquico y emocional. Alimentar la confianza, una alimentación sana y buena salud física son algunas maneras de mantener el equilibrio mental.

Educar a los niños con calma les hará tener una conducta madura, equilibrada y serena, además que promoverá en ellos la paciencia y el equilibrio emocional. Hablar con ellos, dedicarles tiempo, tener sentido del humor y promover las pláticas en grupo, ya sean en casa o en la escuela, puede acrecentar su equilibrio.

Escuchar las opiniones de los niños, y tomarlas en cuenta, promueve su bienestar propio desde distintos puntos de vista, no sólo desde el adulto. Es importante escuchar sus percepciones, evaluaciones y aspiraciones acerca de sus vidas. Para muchos expertos el bienestar propio es sinónimo de felicidad.

Alienta a tu hijo a asumir riesgos y a afrontar desafíos con resistencia

Hacer lo correcto, sinónimo de ser una persona respetable

Para desarrollar relaciones sociales saludables, el bienestar con los demás debe estar presente en la vida de las personas, es una gran ventaja que aparezca desde la infancia, pues puede beneficiar favorablemente las relaciones de los niños con sus familiares y personas de la escuela con quien convive.

La interdependencia, es el conjunto de relaciones recíprocas que se establecen entre diferentes personas, elementos, entidades o variables. Fomentarla desde la infancia le enseña a los niños a crear lazos cercanos y profundos con quienes participen en ella.

Ser un buen padre o madre requiere de mucho esfuerzo, es trabajo 24/7 los 365 días del año, tener ese ritmo de ocupación en cualquier otra actividad parece imposible, y realmente lo es, por tal motivo, esta tarea requiere de ayuda y acompañamiento.

En modelo educativo IB cuenta con un sistema educativo para lograr el equilibrio y bienestar de los niños, pues estos son claves para el buen aprendizaje y su desarrollo emocional. Se preocupan también por darles el mejor entorno posible para crecer.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.