• En El Piñonal
  • Autoridades se olvidan del evento
  • Además de plantar árboles, se realizaron faenas de descacharrización de plásticos, bolsas, limpieza del río Naranjos, como una forma de ayudar a la naturaleza

En busca de que los habitantes de la región arraiguen aún más su conciencia en favor del cuidado del medio ambiente, especialmente en la protección de los árboles, la Fundación CBRO y la Asociación Mujeres de Impacto Social, en conjunto con pobladores de la comunidad El Piñonal, del municipio de Jamapa, y congregaciones cercanas, festejaron el Día del Arbol.

La celebración se viene realizando desde el 2014, cuando un grupo de pobladores de El Piñonal decidieron emprender acciones para fortalecer la concientización por el cuidado de los árboles, mediante la reforestación con el obsequio de plantas a los ciudadanos.

Desde entonces quedó esta loable acción que ahora fue apadrinada por Pablo Caballero Pérez, presidente de la Fundación CBRO y Lizzet Martínez Echeverría, presidenta de la Asociación Mujeres de Impacto Social, quienes acudieron al lllamado de los habitantes para llevar a cabo la edición de este año, ya que se ha venido notando el desinterés de las autoridades.

Al respecto Caballero Pérez destacó que la importancia de respaldar estas acciones de los ciudadanos, a quienes los mueve el único interés de heredar un mejor entorno para sus hijos.

Aranceles de Trump no afectarán el movimiento portuario de Veracruz: API

Revisará Congreso local en qué se gastó impuesto del 2% al hospedaje

La Celebración del Día del Arbol en el Piñonal se lleva a cabo entre el último día de mayo el primer día de junio, como ha sucedido desde hace seis años.

Marina Blanco Burela, Eulalia Sánchez Utrera, Teodomira Pérez Tronco, Valvina Vela Pérez, Caridad Tronco López, Isabel Sánchez Utrara, Amalia Alvarez González. Delma Utrera, Martha Alvarez, Briseida Beltrán Saldaña, reina del evento; Emilia González Hernández,Tere Rios Valdés, Victoria González Hernández, Olivia Tronco Zapata, son las organizadoras del evento que consiste en reforestación del vivero para donación de plantas a la gente, aderezado ahora de una verbena popular en la que se comparten alimentos, música y la comunión de los habitantes de la región.

Su movimiento busca que la gente haga conciencia de la importancia de proteger los árboles, abonar al ecosistema.

Se realizaron también faenas de descacharrización de plásticos, bolsas, limpieza del río Naranjos, como una forma de ayudar a la naturaleza.

Obsequiaron árboles a la gente para que los siembren y se conviertan en más pulmones para la tierra, para crear condiciones de generación de agua, pensando en la nuevas generaciones.

Acudieron también vecinos de la Matamba, Zapilla, Jilguero, San Martín, El Yagual, La Florida, La Jabilla, La Campana, El Zacatal.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.