Barrera contra sargazo dificulta nado de crías de tortugas en Quintana Roo

Las barreras contra sargazo puestas en las playas de Cancún representan un riesgo para las crías de tortugas, ante el desgaste de atravesarlas para llegar al mar, Gisela Maldonado Saldaña, vicepresidenta del Grupo Tortuguero del Caribe asegura que pierden mucha energía.

Las tortugas cuando nacen se alimenta de la llema del huevo para adquirir la energía requerida para nadar hasta por dos semanas, y llegar a su habita.

“La yema de huevo se queda en su cavidad abdominal, y esta reserva de grasa les impide sumergirse, hacerlo es un desgaste de energía que necesitan para nadar”, dijo la especialista.

La bióloga añadió que las barreras antisargazo por muy delegadas que sean representan un agotamiento y gran esfuerzo para la cría.

Jacqueline Estrada inauguró un mural en Quintana Roo

Morena se queda con gubernatura en Puebla y Baja California; PAN gana en Quintana Roo

Expertos en tortugas confirman que hay varios modelos de barreras, por lo que no se puede investigar con un tipo de red antisagazo, además de que no se han instalado aún conforme se tiene planeado en distintos puntos del litoral costero.

Maldonado añadió que hasta el momento no se ha comprobado que el sargazo afecte la vida de las crías, aunque hay hipótesis que conducen a que afectan en su alimentación.

“Recordemos que todo el océano está interconectado, si el sargazo está dañando el arrecife, eso repercute en la alimentación de las tortugas marinas de forma directa o indirecta”, aseveró.

Así mismo, explicó que la tortuga blanca, o tortuga verde del Atlántico, como se le conoce internacionalmente, pasa su etapa joven en zonas de alimento, pues consumen principalmente pastos marinos.