¿Qué es la extinción de dominio?

El tema de la extinción de dominio ha cobrado vital trascendencia actualmente.

El 7 de mayo pasado, el Diario Oficial de la Federación publicó el Decreto en el cual se establece que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión debería convocar a ambas Cámaras a celebrar sesiones extraordinarias a partir del día siguiente, con objeto de ocuparse de desahogar temas legislativos pendientes, entre ellos el proceso legislativo relacionado con la legislación reglamentaria de la Guardia Nacional, con el tema de extinción de dominio.

El tema de la extinción de dominio ha cobrado vital trascendencia actualmente en función del fuerte incremento que se presenta en nuestro país en los delitos perpetrados tanto por grupos delincuenciales como por particulares en los que se ven involucrados bienes muebles e inmuebles.

Pero, ¿qué significa el concepto extinción de dominio?

De acuerdo a la  Ley Federal de Extinción de Dominio vigente, la extinción de dominio es la pérdida de los derechos sobre todas las cosas materiales, ya sean bienes muebles o inmuebles,  objetos y productos que sean instrumento o fruto del delito; los que se utilicen para ocultar o mezclar bienes que son producto de la violación a la ley; aquellos que se empleen para la comisión de delitos por un tercero si su dueño tuvo conocimiento de ello y no informó a la autoridad por cualquier medio y tampoco hizo nada para impedirlo; y aquellos que se encuentren a nombre de un tercero y se acredite que son bienes producto de la comisión de delitos del acusado.

En el caso de la extinción de dominio la ley es muy clara al afirmar que este procedimiento se realizará sin contraprestación ni compensación alguna para su dueño ni para quien se ostente o comporte como tal, y la sentencia declaratoria tendrá por efecto que los bienes se apliquen a favor del Estado.

Es así que el 9 de mayo pasado, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Senadores, el senador Ricardo Monreal Ávila, presentó a la Comisión Permanente la Iniciativa por la que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones del Código Nacional de Procedimientos Penales, de la Ley Federal para la Administración y Enajenación de Bienes del Sector Público y de la Ley de Concursos Mercantiles, en materia de extinción de dominio. Las Comisiones de Justicia y Estudios Legislativos, Segunda, trabajan actualmente en el análisis de las Iniciativas con Proyecto de Decreto presentadas con objeto de expedir una nueva Ley Nacional de Extinción de Dominio que se relaciona con los instrumentos jurídicos mencionados.

El antecedente inmediato se remite al trabajo legislativo sobre el tema realizado con anterioridad al periodo extraordinario decretado, al ser presentadas en el Pleno del Senado la Iniciativa con Proyecto de Decreto en el que se expide la Ley Nacional de Extinción de Dominio por parte del propio senador Ricardo Monreal Ávila del Movimiento Regeneración Nacional (Morena)  el 27 de marzo del presente año; la del mismo nombre del senador Miguel Ángel Mancera en representación del Partido de la Revolución Democrática (PRD) el 29 de abril y de manera paralela ese mismo día la presentada por legisladores del Partido Acción Nacional (PAN).

En la sesión del 21 de mayo pasado se determinó que el tema de extinción de dominio se votaría por el Pleno en otro periodo, sin embargo es muy probable que la próxima semana se presente al Pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para su votación, dado el avance en los trabajos de las Comisiones del Senado.

El proyecto de dictamen contempla una serie de modificaciones entre las cuales se encuentra la propuesta de una Ley Nacional de Extinción de Dominio que abrogue la Ley Federal de Extinción de Dominio vigente con la finalidad de que la misma ley sea aplicada a nivel federal como local. Contempla también la extinción de bienes a favor del Estado, los mecanismos necesarios para que las autoridades designadas administren y dispongan el uso de los bienes sujetos al procedimiento de extinción de dominio, y los criterios del destino de los bienes cuyo dominio se declare extinto por sentencia judicial, y en su caso la destrucción de los mismos.

La nueva ley propone el procedimiento de extinción de dominio como de naturaleza civil y autónoma del penal, y el ejercicio de la acción de extinción de dominio corresponderá al Ministerio Público. El Poder Judicial de la Federación y los respectivos poderes judiciales de las entidades federativas contarán con juzgados especializados en la materia.

La aprobación de esta nueva ley deberá adaptar lo estipulado en otras como el Código Nacional de Procedimientos Penales y la Ley Federal para la Administración y Enajenación de bienes del Sector Público, y la información que genere estará sujeta a la Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública y a las leyes correlativas de las entidades federativas.

El marco jurídico que nos gobierna y que se gesta en el Poder Legislativo está en evolución constante con objeto de ajustarse a los signos de los nuevos tiempos, pero por encima de todo para responder a la altura que merece el bien supremo de nuestra Nación y de todos los que habitamos en ella.

[email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.