Las Divas de inicios del Siglo XX

Los primeros 25 años del siglo pasado tuvieron destacadas figuras femeninas del espectáculo, mujeres que causaban pasiones, sus seguidores hacían largas filas y esperaban durante horas para poder verlas en los teatros o carpas, no solo el pueblo también lo hacían líderes o figuras púbicas como Emiliano Zapata, Álvaro Obregón o Victoriano Huerta.

Figuras de la talla de Virginia Fábregas quien fuera una diva en el teatro a principios del siglo XX, originaria de Yautepec, Morelos. En la Ciudad de México se titula como maestra y entra a la Academia Nacional de Bellas Artes. Debutó como actriz profesionalmente a los 21 años, participó en innumerables obras teatrales y fílmicas, en nuestro país y el extranjero, el gobierno francés le otorgó el Premio de las Palmas Académicas por su trayectoria artística.

El estado suprimía y cerraba los teatros, bajo el argumento de la inmoralidad, pero los admiradores de las bellas actrices de la época cooperaban para pagar las multas y que las comedias teatrales pudieran continuar, en ellos se veían las divas, unas famosas por su belleza, algunas más fueron excelentes actrices cuyas actuaciones hacían sentir sus pasiones en el público, haciendo brotar las lágrimas en los dramas escenificados, pero también las voces femeninas se escuchaban y retumbaban en el Teatro Lírico con Celia Montalban cantando.

Como lo menciona Pavel Granados las divas eran todo un fenómeno entre la juventud y en general los habitantes principalmente de la capital, ya que se imprimieron tarjetas con sus imágenes que intercambiaban en el Colegio Preparatorio y circulaban en las oficinas, unas en color sepia y otras coloreadas en tonos pastel, eso motivaba aun más a concurrir a sus presentaciones no importando la ideología política o las diferencias entre ellos, de igual forma iban al teatro y los unía el lenguaje del amor.

Nombres como el de Esperanza Iris, eran sobresalientes, ella cautivó al público con su voz, fue vedette y actriz, tabasqueña construyó su propio teatro en la Ciudad de México, terminado e inaugurado por Venustiano Carranza en 1922, hoy considerado por la UNESCO como patrimonio de la humanidad. Como parte del arte lírico alternó en varias ocasiones con Manuel M. Ponce.

María Conesa fue conocida como “La gatita blanca” fue actriz, comediante y vedette, nacida en España, desarrolló su carrera en el teatro, el cine y la televisión de nuestro país. Llegó con los niños que interpretaban la Zarzuela, previo paso en Cuba donde tuvo un éxito arrollador, sus temas los interpretaba con una picardía que rompía con la moral de la época.

Lupe Rivas Cacho, fue vedette, cómica, actriz, inició su carrera a los 13 años en las zarzuelas, ella inició el género de la revista de sátira política, eso acercó al conocido muralista Diego Rivera con quien tuvo un romance, fundó el Grupo Solidario del Movimiento Obrero con Lombardo Toledano y José Clemente Orozco, participó en varias películas y en televisión.

Faltó espacio para hablar de Mimi Debra: cantante, escritora, guionista, escultora y directora del cine mexicano. María Teresa Montoya Actriz de cine y teatro galardonada con la medalla Belisario Domínguez. Celia Montalbán actriz, cómica y vedette, pionera del cine mudo mexicano con El milagro de la Guadalupana en 1925, participó en cintas en Francia y en los Estados Unidos. Lupe Vélez actriz cinematográfica y bailarina, parte de su vida artística la hizo en el teatro de revista, fue considerada una de las grandes estrellas del cine en Hollywood, fue pareja de Gary Cooper y Arturo de Córdova. La bella época del cine y teatro de nuestro país.

[email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.