Continúan cambios en la radio; El Heraldo apuesta por Sarmiento

José Luis Camacho Acevedo

Continúan los cambios y reacomodos en los medios de comunicación mexicanos, específicamente en la radio.

Hoy se dieron a conocer cambios relacionados con dos importantes grupos, me refiero a Radio Centro y El Heraldo de México. Después de que fueron liquidados de Grupo Radio Centro, los periodistas Sergio Sarmiento y Guadalupe Juárez regresan juntos a la radio, se integraban a El Heraldo México Radio en el 98.5 de FM de 7 a 10 horas, su horario habitual durante años.

Fue en 2005, cuando Sarmiento empezó a conducir “La Red de Radio Red”, con Guadalupe Juárez, programa que de acuerdo con el periodista estuvo siempre en primero o segundo lugares en los ratings de Nielsen y del periódico Reforma para espacios informativos en el valle de México.

El espacio que deja Lupita Juárez será ocupado por los periodistas Blanca Lolbee y Carlos Castellanos, en una apuesta por renovar el contenido, según la empresa.

La apertura de nuevos espacios informativos es siempre una buena noticia, sobre todo después de todos los recortes que se han presentado en los últimos meses, sobre todo en la prensa escrita.

Además, una democracia necesita pluralidad en los medios de comunicación, esta es fundamental para un sano debate.

Aunque sería mucho más enriquecedor que los medios y periodistas fueran más honestos sobre su línea editorial, tal cual como ocurre en otras democracias del mundo, pues así las audiencias pueden seleccionar de una forma más consciente a quien leer, escuchar o ver. Es por decirlo de alguna manera más honesto.

Otra noticia que causo mucha exceptiva, fue el nombramiento de director editorial de Grupo Radio Centro que recibió el periodista Julio Hernández, mejor conocido como Julio Astillero.

En 2005, el autor de los libros Las horas contadas del PRI y Encabronados, fue incluido en la lista de la revista Forbes como uno de los periodistas más influyentes en Twitter.
Además de participar en programas de radio y televisión, así como en mesas de análisis y debate, fundó y dirige La Jornada San Luis y fue reportero de política en Unomásuno, La Jornada y Excélsior. Su trabajo periodístico también fue reconocido con la medalla de la Fundación John Reed.

Pero para algunos esta noticia no resultó de su agrado, como el expresidente Felipe Calderón, quien, mediante un tuit, escribió lo siguiente: “la temprana sumisión de los medios a la inminente autocracia. Gracias Alfonso Romo y todos los que andaban creyendo y diciendo que sería moderado, que exagerábamos”.

Al panista quizás ya se le olvido, como gracias a él, despidieron por primera vez a Carmen Aristegui de un medio de comunicación, y no solo eso, en 2011 el Frente Nacional de Periodistas por la Libertad de Expresión de México publicó un desplegado en el diario La Jornada en el que denunciaron “un serio retroceso” en la prensa mexicana.

La organización aseguró que México “sigue siendo el más peligroso para el ejercicio periodístico, sólo por detrás de Irak y Pakistán”, debido a la “impunidad imperante, la censura y la violencia contra colegas y medios de comunicación”.

Eso no significa que las cosas estén mejor ahora para los periodistas, pero mejor haría Calderón en quedarse callado.

Como manifesté en un principio, la apertura de nuevos espacios informativos más plurales y diversos, benefician sobre todo a las audiencias. ¡Enhorabuena!

 

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.