Nos guste o no, me agrade o no, debo de admitir que el Trumpas ha hecho algo un tanto pragmático en materia política, sobre todo en lo que respecta a la situación migratoria en el continente americano y también con respecto al mundo. Que de una u otra forma nos está afectando y en serio a los mexicanos.

LOS MEXICANOS YA TENEMOS NUESTROS PROBLEMAS COMO PARA ADQUIRIR LOS DE OTROS

En otras ocasiones les he expuesto las razones por las cuales miles y miles de centro y sur americanos vienen en pos de nuestro país para que les sirva de trampolín para entrar a los EUA, entre otras: el ambiente de violencia extrema en función a la pobreza extrema que se padece en territorios al sur del río Bravo y hasta la Tierra del Fuego, pasando por el Caribe, así como en otras zonas del mundo, como África, que se debe principalmente a las políticas económicas impuestas por organismos financieros creados y dominados por los EUA (Washington D. C.) a los países de esos territorios, que permite el pillaje a la clase política de tales países, siempre y cuando permitan el saqueo de los recursos naturales, como el petróleo y los de orden de minería.

ESPECTÁCULO NADA EDIFICANTE QUE NO LOS HACEN NUESTROS CONNACIONALES

Bueno, pues las cosas están tan espantosas en todo el amplio territorio mencionado, que los habitantes de esos dilatados sitios huyen hacia los países industrializados en búsqueda de un nivel adecuado de vida, como también de la terrible violencia que ahí se padece. Pero, como Europa y los EUA han endurecido las medidas migratorias, ahora los migrantes ilegales tienen como meta llegar a México para de aquí brincar a los EUA al ¡Sea como sea! Y lógicamente los EUA se están defendiendo de esta “invasión” y obligando al gobierno de México a parar toda la afluencia de migrantes ilegales en su frontera sur… o sea, deben quedarse en Guatemala.

No está por demás que esta situación es muy delicada, pues las condiciones económicas de México y ni se diga con la violencia que ya se vive en territorio nacional como si estuviésemos enfrentando un movimiento armado, es un indicativo de que México no puede absorber a toda esa enorme cantidad de gente que se está hacinando en la frontera norte, pues si ya de por sí teníamos problemas de violencia, con el hacinamiento de extranjeros en pobreza extrema de todo el mundo confinándose principalmente en la frontera norte, están ocasionado tremendos problemas de todo tipo a la población mexicana de esos lugares. Y en el caso del resto del país, como por ejemplo aquí en Veracruz, tenemos que ver las escenas de toda una gama de gente extranjera parada en sitios donde hay topes en los caminos interiores de las ciudades, como la de Veracruz, acompañados de sus hijos pequeños, haciendo todos ellos señales de que quieren ayuda para comer, de seguirse eso, en un corto plazo esto provocará problemas sociales serios, más de los que ya estamos enfrentando, sobre todo de asaltos hasta a mano armada. Por lo qué, la medida del Trumpas, como que está fea pero no tan descabellada y lamentablemente los extranjeros deberán ser detenidos en la frontera sur, aunque con ello se esté ocasionando una auténtica bomba de tiempo en virtud a la gran cantidad de gente que se aglomerará ahí, pero, es mejor tener focalizado el conflicto que padecerlo a lo largo y ancho del territorio nacional.

PERO ESO SÍ, SE TRAEN UNA ÍNFULAS QUE PARECEN FAMILIARES DE MAXIMILIANO

Es crítico el problema, pero en México ya tenemos muchos y muy delicados como para absorber a un ingente número de gente en miseria extrema, que son incuestionablemente víctimas de mafias dedicadas a la trata y explotación de gente, que obtiene pingües ganancias de ofrecer “transporte” a los inmigrantes ilegales, pero, con tal “industria”, están dejando “colateralmente” una problemática tremenda al resto de la ciudadanía en el país. Por lo que, ahora sí creo el Trumpas tiene razón en presionar para que los ilegales se queden del otro lado de la frontera con Guatemala. O sea, no estamos los mexicanos como para alimentar a más gente de la que ya de por sí no se puede atender con los propios compatriotas. Ahí tenemos por ejemplo a los cubanos, que hasta han destruido las instalaciones del Instituto Nacional de Migración en México, para poder huir con rumbo a los EUA, exigiendo toda una serie de derechos que en su país de origen (Cuba), se los ha negado el gobierno sistemáticamente en 60 años consecutivos, y que allá en Cuba, ya estarían encarcelados y sufriendo hasta lavados de cerebro en las nada “cómodas” cárceles del “Territorio libre de América”, pero que en México, la hacen de jamón con tremenda impunidad.

CON CUIDADO, QUE LA COSA PODRÍA TERMINAR NO MUY ALEGRE QUE DIGAMOS

Delicado el asunto, además de complejo, pero, se debe de enfrentar con gran pragmatismo y eclecticismo.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.