China rebaja aranceles a socios

Donald Trump, en el anuncio de su campaña por la reelección en 2020 anunció que solo logrará un acuerdo comercial con China si es bueno y favorable, o continuarían los aranceles impuestos al comercio. Sus esperanzas estaban puestas en la Cumbre del G20, el próximo 28 y 29 de junio en Osaka, Japón, donde con su homólogo chino abordaría el asunto.

Pero el Peterson Institute for International Economics (PIIE, por sus siglas en inglés) publicó un análisis donde demuestra que China ha rebajado los aranceles, pero no a EEUU sino al resto de socios comerciales. A socios comerciales de EEUU, como Canadá, Japón o Alemania les ha reducido los aranceles a sus productos ofreciendo un mayor acceso a los 1.400 millones de consumidores chinos. En el año, mientras Washington y Pekín imponían aranceles sobre sus productos por más de 360.000 millones de dólares, China rebajaba sus gravámenes a las importaciones del resto de miembros de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

China no solo redujo sus tasas a las importaciones automotrices el 1 de julio de 2018, sino a otros 1.449 bienes de consumo como productos agrícolas, cosméticos, ropa y electrodomésticos. El 1 de noviembre del año pasado recortó los aranceles a 1.585 productos industriales, incluidos productos químicos y maquinaria. Así redujo del 8% al 6,7%, lo que fomentó que los consumidores chinos se alejasen de los proveedores estadounidenses. En comparación, en 2018, los aranceles medios a los productos estadounidenses subieron del 8% hasta casi el 20% actual.

Tras la tregua comercial alcanzada por Trump y Xi en Buenos Aires en diciembre del año pasado, China extendió su reducción arancelaria a los exportadores de coches estadounidenses el 1 de enero de 2019, del 18,2% al 16,5%. Pero el 10 de mayo, Trump aumentó los aranceles del 10% al 25% por valor de 200.000 millones de dólares, y el 17 de mayo, la Casa Blanca arrancó el proceso para imponer un arancel del 25% a cerca de 300.000 millones de dólares de bienes chinos, con lo que tasó la totalidad de productos.

China aumentó sus aranceles sobre sus importaciones procedentes de EEUU hasta una media de casi el 21% el pasado 1 de junio de 2019. El impacto mayor fue para EEUU. El informe indica que es probable que las reducciones arancelarias de China hacia el resto de socios comerciales han ayudado a frenar la disminución de las importaciones de dichos países a medida que la guerra comercial con EEUU ha debilitado el crecimiento y la demanda interna del gigante asiático.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.