SpaceX lanza cohete con 24 satélites a la órbita terrestre

La misión STP-2 puso en órbita un reloj atómico, una vela solar, un banco de pruebas de combustible para cohetes limpio y verde y cenizas humanas.

Xinhua

La compañía espacial privada estadounidense SpaceX lanzó su cohete Falcon Heavy con 24 satélites en tres diferentes órbitas el martes, en lo que se reconoce como la misión “más difícil de la historia”.

El Falcon Heavy, el cohete operacional más potente del mundo, despegó del Centro Espacial Kennedy, en el estado de Florida, a las 02:30 hora del este de EEUU (06:30 GMT). Es la tercera vez que se lanza el Falcon Heavy y la primera vez que se hace de noche.

La misión, denominada STP-2 bajo el Programa de Pruebas Espaciales-2 del Departamento de Defensa, es uno de los lanzamientos más desafiantes de la historia de SpaceX, ya que incluye cuatro fuegos separados de motores en la etapa superior, tres órbitas de despliegue separadas y una misión de duración total de más de seis horas, según la misma empresa espacial.

Los despliegues de la nave comenzaron cerca de 12 minutos después del lanzamiento, informó SpaceX. Se espera que los despliegues duren más de tres horas.

El cohete también reutilizó propulsores laterales que se habían usado en el lanzamiento del Falcon Heavy en abril pasado, apuntó SpaceX. Los propulsores laterales reutilizados del cohete fueron recuperados nueve minutos después del despegue, pero su núcleo central de aterrizaje aparentemente había fallado, de acuerdo con la transmisión en vivo.

SpaceX lanza satélite del ejército de Estados Unidos

SpaceX envía nave con gusanos a la Estación Espacial Internacional

La misión STP-2 puso en órbita un reloj atómico, una vela solar, un banco de pruebas de combustible para cohetes limpio y verde y cenizas humanas.

El reloj, un dispositivo del tamaño de una tostadora, es el primer instrumento parecido a un GPS lo suficientemente pequeño y estable como para volar en una nave espacial. De acuerdo con el Laboratorio de Propulsión de la NASA, la nueva tecnología del reloj permite a una nave espacial saber dónde está sin tener que depender de los datos de la Tierra, allanando el camino para los viajes al espacio profundo.

Además, se desplegó el LightSail 2 de la Planetary Society, que navegará su órbita usando la presión de las partículas de luz que golpean la vela.

Entre la carga también se encuentra el carburante de alto rendimiento desarrollado por el Laboratorio de Investigación de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Este combustible “verde” y más efectivo puede ser una alternativa a la hidracina, un combustible altamente tóxico, según la NASA.

Una compañía con sede en Houston compró parte del espacio en el cohete, poniendo en órbita las cenizas de 152 personas fallecidas para que tengan un “funeral espacial”.

Síguenos en Twitter @ElDictamen.
O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.
Más noticias AQUÍ.