El Banco Mundial redujo al 2,6 % el pronóstico de crecimiento para la economía mundial por los riesgos que supone el aumento de las tensiones financieras y la desaceleración de algunas de las principales economías mundiales.

Diferentes factores provocan una mayor incertidumbre en los mercados globales, entre ellos los aranceles que cientos de millones de dólares que Estados Unidos y China han impuesto a las importaciones procedentes de ambos países.

El cambio climático pone en riesgo la estabilidad económica comercial: FMI

López Obrador se reúne con Christine Lagarde, presidenta del FMI

En las nuevas proyecciones el Banco Mundial vaticina que el crecimiento de las economías emergentes y en desarrollo descenderá al 4 % este 2019 y anticipa un incremento menor de las economías más grandes por la disminución de las exportaciones y la inversión.