Parece que la crisis económica volvió a pegar duro en Chivas pues este verano apuntaba para volver a ser ‘movidito’ en el Rebaño pero terminaron acudiendo a jugadores de bajo perfil, uno de ellos Ulises Dávila.

El surgido de la cantera rojiblanca reportó con el plantel rojiblanco luego de que la directiva y el cuerpo técnico aceptara su solicitud de incorporarse en calidad de prueba para llenarle el ojo a Tomas Boy y conseguir un nuevo contrato con las Chivas.

Los Tiburones Rojos presentarían esta semana a su nuevo técnico

Todo lo que debes saber sobre el hombre del momento: Andy Ruiz

Luego de un breve paso por el futbol hindú, Dávila buscará demostrar sus virtudes en Verde Valle, mismas que llevaron al Chelsea a ficharlo en 2011 tras su participación en el Mundial Sub-20 de Colombia.

El último equipo de la Liga MX con el cual jugó Ulises fue el Santos Laguna, teniendo poca participación por lo que en esta nueva oportunidad  de quedarse en su país deberá entregarse al máximo si desea pasar el filtro de los rojiblancos.

Así como Dávila, los elementos que están en calidad de transferibles aún tienen la oportunidad de entrenar con el primer equipo, a excepción de Jair Pereira quien trabaja por su cuenta y podrá trabajar en Verde Valle a partir del próximo 10 de junio.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ