Ucrania se corona en el Mundial sub 20

La selección nacional de Ucrania sub 20 vino de atrás y derrotó en la gran final a su similar de Corea del Sur 3-1, para llevarse el título del Mundial de la categoría desarrollado en Polonia. Los goles de los europeos fueron obra de Vladyslav Supriaha (34’ y 53’) y Giorgi Tsitaishvili (89’), por los asiáticos abrió el marcador Kangin Lee al minuto cinco.

Apenas a los cinco minutos de comenzadas las acciones, Corea se encontró con un penal, que de primera no fue señalado por el árbitro del partido, gracias a la intervención del VAR. Kangin Lee venció al guardameta Andriy Lunin y adelanto a su equipo.

Corea se replegó y la dupla Buletsa-Tsitaishvili tomó el mando de la situación. Bajaron un escalón para recibir liberados y dirigir los ataques ucranianos, pero nunca consiguieron hacerlo a espaldas de los centrocampistas coreanos.

Sikan, el delantero titular durante todo el Mundial, más dotado físicamente para el juego aéreo, cedió su sitio a Supriaha en la punta tras la portentosa actuación del último en las semifinales ante Italia y, en el plano menos esperado, el ’11’ respondió haciendo buena su agilidad y flexibilidad para girarse dentro del área y aprovechar las dudas de Corea al despejar una falta para firmar el empate.

Sergio Ramos cambia de equipo y ahora jugará con los ‘casados’

 

Gracias a Sebastián Jurado, México es tercer lugar en Toulon

La actuación de Korniienko y Konoplia para trasladar el balón desde la primera línea hasta la última volvió a ser el oxígeno de los Petrakov. Corea no llegaba a cerrar las bandas y menos aún a limitar las constantes intimidaciones de Supriaha al espacio de la adelantada defensa asiática.

Así llegó el doblete del jugador del Dynamo, de suplente en el inicio a héroe en la final, que con sus dos goles puso el punto final a una de las historias del Mundial. Detectó el espacio entre los centrales coreanos, esprintó a máxima velocidad para ocuparlo, e hizo de la recepción un control orientado que solo le dejó opciones para definir.

Lunin también tuvo tiempo de dejar una estirada para el recuerdo antes de que Tsitaishvili, más intermitente en la segunda mitad, terminara de castigar los espacios cedidos por Corea con una espectacular carrera que terminó en un contragolpe vertiginoso, un disparo cruzado y el gol que otorgaba a Ucrania el título mundialista.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ