El presidente de Dorados de Sinaloa, José Antonio Núñez, mostró su molestia con la posible llegada de Lobos BUAP a la Liga de Ascenso, en lo que parece ser un intercambio de franquicias entre los universitarios y los Bravos de Juárez, quienes jugarán en el máximo circuito al comprar la plaza de los licántropos.

El directivo recriminó que el equipo poblano haya pagado la multa de 120 millones de pesos después de consumar su descenso en Clausura 2018, con lo cual evadieron el perder la categoría y jugaron un año más en la Liga Mx.

“Evidentemente, al hacer esta negociación, el rescate que hicieron el año pasado fue pensando en rescatar un negocio, no para rescatar a una ciudad, a una plaza, a un equipo, y si se da no puedes sacar otra conclusión. Y sí da coraje. Creo que fue algo que, de confirmarse, fue algo que trabajaron mucho tiempo”, declaró Núñez en entrevista con el portal Mediotiempo.

Manuel Lapuente confirma la mudanza de Lobos BUAP a Ciudad Juárez

 

“Jérémy Ménez entra en planes”: Santiago Baños

Del mismo modo, declaró que hay molestia entre los dueños de los equipos de la división de plata, ya que el hecho de que Juárez abandone la Liga de Ascenso, contradice el acuerdo tomado hace unas semanas en el que se estipulaba que se jugaría el torneo con 15 equipos.

“Me gustaría que hubiera un derecho de preferencia si un equipo quisiera vender una franquicia. Que hubiera un derecho de preferencia para la Liga de Ascenso porque somos 14 proyectos que sí sabemos de futbol. Para que entre nosotros salga un mejor postor o un mejor acuerdo”, concluyó.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ