La mayoría de los futbolistas sueñan con dar el gran salto y emigrar a Europa, sin embargo a veces el destino tiene otros planes. Es el caso de Ricardo Ferretti quien tenía todo arreglado para llegar a Italia de la mano del Avellino pero la mafia italiana frustró su fichaje.

Durante la temporada 82-83, Barbadillo, exfigura de los Tigres de la UANL recomendó al Tuca a la directiva del Avellino, que en ese momento militaba en la Serie A pero al final se quedó en México.

Los Tiburones Rojos presentarían esta semana a su nuevo técnico

Todo lo que debes saber sobre el hombre del momento: Andy Ruiz

“Ese es el destino, ¿no? Estaba Barbadillo en el Avellino y Barbadillo sale a otro equipo y hace mención de mi persona para ir al Avellino, vamos y firmo contrato para ir a Italia, pero regreso y de repente suceden unas cuantas cosas con la mafia y cancelaron mi contrato, entonces en vez de jugar en Italia me quedé en México”, contó Ferretti a Mediotiempo.

Anteriormente, Tuca estuvo a punto de salir de México pero no consiguió dinero para el pasaje de regreso a Brasil y el resto es historia. Se convirtió en un ícono del futbol mexicano dejando su nombre grabado con letras doradas.

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ