La elección interna del PRI del pasado 28 de abril para renovar Comité Directivo Estatal se encuentra impugnada ante la Comisión de Procesos Internos del partido por dos de los cuatro candidatos que contendieron, Adolfo Ramírez Arana y Damara Gómez, por considerar que se cometieron una serie de irregularidades en el proceso que parcializaron la elección hacia uno de los aspirantes (Marlon Ramírez Marín).

Mientras no haya una respuesta de la Comisión de Procesos Internos y también de la Comisión de Justicia Partidaria, la elección no puede ser validada, señaló Ramírez Arana.

Indicó que si estas comisiones no atienden las pruebas de impugnación que presentó, acudirá ante el Tribunal Electoral, porque se demostró que en todo el proceso hubo diversas irregularidades como casillas que cambiaron de domicilio el mismo día y que abarcan más del 20 por ciento, lo cual ya hace ilegal el proceso.

EL DICTAMEN, testigo de la visita de Juan Pablo II en Veracruz

Increíble, pero cierto: Tenemos el periódico del día que nació Chabelo

También la instalación ilegítima de la Comisión de Justicia Partidaria, en donde se colocó a gente a modo y dejaron fuera a quienes tomaron protesta ante el Consejo Político como Raúl Díaz Diez, quien ha sido crítico de las acciones de quienes controlanhoy al partido, así como un padrón amañado con más de 21 mil diferencias con el padrón oficial dado de alta ante el INE.

Destacó que interpuso más de diez oficios a la Comisión de Procesos Internos, de la cual nunca obtuvo contestación. “El proceso de elección fue un acto unilateral, sin que nos dejaran participar con nuestras quejas y opiniones, pero sobre todo con los atropellos de que fuimos objeto”.

Por ello, resaltó, se interpuso un juicio de anulación ante la Comisión de Procesos Internos del partido y “vamos en ese sentido, atropellaron nuestros derechos políticos, y no lo vamos a permitir, estamos seguros que se echará abajo la elección si dicha Comisión actúa como debe, pero si siguen siendo parciales no nos darán la razón y nos iremos a los tribunales electorales”

Aseguró que tiene pruebas de todas la anomalías registradas.

Comentó que quienes amañaron la elección interna, como la Secretaría de Elecciones a cargo de Ceferino Tejeda, se convirtió en juez y parte favoreciendo al candidato que en apariencia ganó.

Lamentó que el grupo que controla hoy al PRI en la entidad lo está llevando a una situación antidemocrática.

Síguenos en Twitter @ElDictamen

O si lo prefieres, en Facebook /ElDictamen.

Más noticias AQUÍ.