Finanzas personales

Publicado Hace 6 días el 15 de Mayo de 2019

por

Qué hacer si recibo una tarjeta de crédito sin autorización

Erika Mikel

Muchos de ustedes me han preguntado qué hacer cuando reciben una tarjeta de crédito que no se solicitó por parte de la institución de la cual somos cuentahabientes, o de alguna ajena. Lo más importante cuando se cae en esa situación es no ignorar la situación y se proceda a realizar la cancelación del plástico si este no se quiere, pues muchos comenten el error de mantenerlo pensando que si no lo activan no pasará nada y esto no es así, esta acción es tomada por el banco como una aceptación del instrumento bancario y a la larga generará cargos y comisiones.

La primera pregunta que viene a la mente del tarjetahabiente es ¿cómo obtuvieron mis datos para hacerme llegar la tarjeta? Pues bien, esta es una práctica más usual de lo que piensas y solo es necesario un par de datos personales para realizar la solicitud, por lo que debes tener mucho cuidado cuando algún promotor te aborde en un centro comercial o llame por teléfono.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), lo primero que debe hacer es llamar a la institución bancaria para solicitar la cancelación, esta debe realizarse en no más de 48 horas según lo establece la Ley de Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros (recuerda anotar el número de folio que esta cancelación generó para posibles aclaraciones futuras).

Pero, ¿qué hago si la tarjeta no fue cancelada? No pierdas tiempo y acude ante la Condusef para levantar una queja, solo necesitas llevar la tarjeta en cuestión y una identificación oficial; aquí la institución tendrá que presentar los documentos que avalen tu autorización para adquirir la tarjeta, si esta no contuviera tu firma o no existiera esta Comisión tiene la facultad para obligar a la institución a cancelar el plástico además de hacerse acreedor a una multa, la cual varía si existen reincidencias por parte del banco emisor.

Evadir estos trámites por falta de tiempo para aclarar la situación puede acarrearte dolores de cabeza en el futuro, cobros injustificados y pasar un mal rato, por eso es importante que des solución al problema lo antes posible.

Recuerda seguirme en Facebook @ErikaMikelH y twitter @ErikaMikel y dime qué temas te interesa conocer y resolver. ¡Nos leemos en la próxima!