Los latinos atrapados en la red

Es conocido de todos nosotros el término “redes sociales”, quizá sea más certero decir que porcentaje de tu vida en la actualidad te tiene atrapado como una mosca en una telaraña y cuanto más te mueves, menos puedes salir de ella.

Los datos son sorprendentes, las empresas We Are Social y Hootsuite, nos indica en su reporte digital de 2019 que los países latinoamericanos cada vez utilizan más las redes sociales y para muestra basta un botón, los usuarios de los países como Colombia, Brasil, Argentina y México, se encuentran entre los 10 que más utilizan las redes sociales y en los últimos tiempos pasaron de estar conectados de 5.2 horas al mes a 8.1 horas. Esto contrasta con los países desarrollados en los que el nivel de su uso es bajo como en el caso de Alemania y Japón, agrega el reporte indicando el 80% de los internautas de los países latinoamericanos no se han servido de las redes sociales en su beneficio para reducir la brecha entre la pobreza y la riqueza, lo hacen con en único afán de entretenimiento, eso distrae la propia actividad humana, trátese de trabajo, escuela, familia y demás. Las grandes compañías aprovechan de forma desmedida por medio de la magia del algoritmo en el ciberespacio para controlar intereses, gustos, aficiones, formas de comportamiento, consumo y muchas cosas más, los cibernautas adictos son presa fácil de los intereses económicos de la gente que controla la red, volviendo a los usuarios en prácticamente unos autómatas humanos que imitan lo que se les dicta.

Por si esto fuera poco dentro de las proyecciones antes mencionadas, casi todas llevan el sello de la forma de ser o vivir de las economías avanzadas lo que nos aleja mas de nuestra realidad objetiva, muestra de ello es el llamado que hizo la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, donde menciona la falta de una estrategia hacia las actividades que nos lleven a la investigación y desarrollo de tecnologías propias, de las que nos encontramos muy lejos, y el avance se da con mucha lentitud, dejando de lado un enorme potencial para el crecimiento económico.

Los usuarios nunca se cuestionan el robo de la información de los gigantes de las redes como Facebook, que no resguardan los datos personales de los usuarios y se hacen acreedores a multas millonarias, provocan la caída de la bolsa entre muchas otras cosas, pero los cibernautas castigan a esta red aumentando su uso en un 10%.

Ya sea que la información la sustraigan de forma ilegal o que el famoso “güero” Mark Zuckerberg la venda a los lobos escondidos tras las bambalinas para comprar la información y conocer cuales son los gustos de los usuarios para ofrecerles los productos que les pueden interesar, inundando cada vez que abren una página, a los usuarios no les preguntaron si podían utilizar sus datos para después bombardearlos con información que no solicitaron, ahora ven eso como algo incómodo pero tolerable.

Las noticias falsas es otro tema importante pero no debemos olvidar que también las compañías y los gobiernos las ofrecen, debemos ser cautelosos, protegernos entre nosotros, cuidarnos no solo en la calle con la delincuencia, otro tipo de ella acecha desde hace tiempo en cada uno de nuestros celulares, tabletas y computadoras.
[email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.