Leía sobre la capitalización que con  motivo del cambio climático los españoles quieren llevar a cabo para producir energía eléctrica “limpia”, toda vez que al tornarse en un país casi de tipo desértico, dicen en el video esto favorecería al territorio de la Madre Patria con vientos suficientes para generar energía eólica y venderla al resto de Europa. Que además se abarataría la electricidad en España y generada a través del aire, se evitaría la generación de gases tipo invernadero. Por lo tanto, dicen los autores del video, estamos los humanos ya tan entrados en esto de la contaminación atmosférica que prácticamente lo ven irreversible, pero, ahora ya no es cuestión de que los seres humanos traten de revertir las acciones para rescatar del cambio al planeta, sino ahora lo que procede es adaptarse a dicho cambio climático.
SEGÚN EL VIDEO, DEBEMOS ADAPTARNOS PORQUE NO SE OPTARÁ POR EL RETORNO
O sea, casi una jerigonza este planteamiento, pero sin duda alguna pareciera el género humano ahora sí está tomando conciencia de que el planeta está en pleno cambio del clima para irnos convirtiendo año con año en un planeta con más y más calor. Pero, lógico, el cambio no está en la “adaptación” sino que se deben buscar de manera inmediata las respuestas adecuadas para revertir este problemón, que junto con la contaminación global en todos los órdenes, está llevando a los seres humanos a acabar con el planeta y con él ¡Toda la creación!
SEGUIRÍA INAMOVIBLE EL PRINCIPIO DE: ¡DEJAR HACER Y DEJAR PASAR!
Lo paradójico de este asunto de verle el lado positivo y sobre todo económico al calentamiento global por parte de estos españoles que realizaron este documental, es que tal situación lleva implícita la raíz del mal con el cual los humanos estamos dándole mate a nuestro único planeta desde que se desarrollara la “Revolución Industrial” en el siglo XVIII y me refiero al lucro, las utilidades y en síntesis en la obtención de ventajas para entra con “más fuerza al mercado”. O sea, lejos de crearse una conciencia de equidad y cooperación para el rescate de la Tierra, se le imprimirá al asunto más interés para generar más riqueza ¿Con que motivo? Pues si no me equivoco, para continuar en este mercado de consumo y consumismo a ultranza, que vendría a generar más basura de toda índole e agudizaría el problema de los desechos que también es otro de los mega problemas con los que debe lidiar el género humano y con el cual también está degradando el planeta de manera formidable.
SE AVENTÓ UN BUENA FRASE JUAN PABLO II, PERO NO DIJO CÓMO
Estamos ya casi a 20 años de que se iniciara el Tercer Milenio al que en preludio del año 2000 el Papa Juan Pablo II, se refiriera como el Tercer Milenio, claro, se refería el ahora San Juan Pablo II al tercer mileno del cristianismo, cuando dijo que: “Si para el tercer milenio la humanidad no se torna espiritual, no será más”. O sea, los humanos vamos por más de los mismo, por más competencia, por más acumulamiento de bienes, por más consumo de recursos naturales, bajo un esquema de supuesta producción de electricidad limpia, pero, reitero, lleva la semilla de lo que ahora ha sido la causa de que la humanidad enfrente esta terrible encrucijada de que no obstante se sabe lo que se necesita para salvar al planeta, nadie de los líderes mundiales de ningún tipo o laya, quiere aventarse el trompito a la uña de decir: “¡Por acá hay que irse!”. Nadie quiere enfrentarse a la realidad por un supuesto rechazo de la población o principalmente de establishment o “Status Quo”.
¡DEBE SER UN CAMBIO PROFUNDO EN LA FORMA DE VIDA DE TODA LA HUMANIDAD!
Hay que acordar y negociar cuanto antes un cambio de forma de vida para poder salvarnos y salvar a buena parte de la creación. Juan Pablo II prácticamente llegó al descubrimiento del hilo negro y el agua hervida con esa trascendental frase que se aventó, pero, no obstante podía haber hecho todavía más en favor del género humano mostrando directrices a llevar, toda vez que a un entró al tercer mileno con buena salud, se negó rotundamente a ponerle el cascabel al gato.
TÁCITAMENTE NOS DEJÓ EN LAS MISMAS O INCLUSO PEOR
Dejando tácitamente a la humanidad sin punto de partida o guía a seguir. Porque además, no olvidemos que la ambición (de la cual nace y se crea el capitalismo salvaje) y la competitividad sólo nos llevan a la ansiedad y la enfermedad. Así que ¡Aguas!

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.