La biblia, la Carabina de Ambrosio y el Arco del Triunfo

“Amareis pues, al extranjero, porque en la tierra e Egipto fuisteis extranjeros” Deuteronomio10: 19).

Publicado Hace 19 días el 02 de Mayo de 2019

por

“Si algún extranjero vive en vuestra tierra, avecindándose entre vosotros, no se lo echéis en cara; que viva entre vosotros como si fuera natural de la tierra y amadlo como a vosotros mismos; pues también vosotros fuisteis extranjeros en tierra de Egipto. Yo el Señor vuestro Dios” (Levítico 19: 33, 34).

“Amareis pues, al extranjero, porque en la tierra e Egipto fuisteis extranjeros” Deuteronomio10: 19).

LO ANTERIOR ES PURA TEORÍA
En los hechos, la migración representa un tremendo problema en el mundo entero en función a la sobrepoblación que prevalece en el orbe. Y por lo tanto, la situación ya no es tan fácil como en su momento lo llegó a ser, pues tal actividad, la de migrar o desplazarse de un lado a otro (nomadismo) dio lugar a que la especie humana sea la única que se encuentra en todo el planeta, incluido los polos.

AUNQUE A MUCHOS NO LES GUSTE ¡TODO COMENZÓ EN ÁFRICA!
Según los estudiosos, la migración humana arrancó más o menos partiendo de África hace casi dos millones de años. Y la del hombre moderno, que terminó desplazando a todos los demás “homos” en el mundo, arranca desde África hace aproximadamente 65000 años. O sea, gracias a la migración hoy la especie humana puebla el mundo entero y en el presente en exceso.

ES UNA HISTORIA DE EXPLOTADOS Y EXPLOTADORES
Si a lo anterior le agregamos la forma en cómo se desarrolla el ser humano, sobre todo en materia económica, tenemos los resultados actuales de una desigualdad tremenda entre los llamados países en vías de desarrollo o jodidos y los industrializados o altamente prósperos. Siendo los primeros los aportadores de materias primas y demás recursos para los industrializados o sea, los explotados y los segundos los detentadores de las tecnologías para la industrialización de recursos explotados de los países jodidos.

Hoy, como la situación económica y por ende la política está en absoluta crisis, ya no se quiere que lleguen a los países industrializados los inmigrantes que salen huyendo de los países “en vías de desarrollo” huyendo del horror que ahí se vive gracias a la pobreza en que están inmersos en virtud a las políticas de los países industrializados.

COMO EL TRUMPAS YA NO QUIERE MÁS ASILADOS, AHORA ENTRAN POR MÉXICO
Los EUA son el país industrializado por excelencia y ya no quiere más migrantes de ningún tipo, salvo, que tengan un buen capital o sean unos cerebros. Por lo tanto, hacia allá se encaminan todos los buscadores del “sueño americano”, pero, como ya no se les quiere y sobre todo con el pío del Trumpas en la Casa Blanca, las leyes migratorias han cambiado de manera radical y entonces México se ha convertido ahora en el “trampolín” para los que quieren ir a la “alberquita” de los EUA. Por lo que el territorio mexica está ahora en calidad de jamón de sándwich y en virtud al endurecimiento de las medidas para no dejar entrar a más gente a los EUA, el territorio mexica es hoy el paso natural para todos los inmigrantes que van como espermatozoides en pos del óvulo y de ahí que vemos cómo ahora gente de los cinco continentes desde la frontera sur del país van con destino hacia la frontera norte, para intentar entrar ilegal o legalmente a los EUA.

QUE CONSTE QUE EL HORNO NO ESTÁ PARA BOLLOS
Cabe decir que estos viajantes representan miles de millones de dólares para quienes los “organizan” en ese casi mítico viaje a los EUA, creando con ello, prosperidad para unos cuantos y una auténtica bronca para los mexicanos de a pie que vemos con espanto cómo ahora los cruceros de las ciudades incluyen entre los vendedores de todo tipo de mercaderías, a los inmigrantes que con señas de “quiero comer” deambulan con sus pequeños hijos entre los automovilistas para pedir dinero. Y como ya vienen siendo los mismos desde hace varios meses, se nota entonces que han visto este es un buen filón para la obtención de dinero y llegaron para quedarse, con las consecuencias negativas que con ello vienen. Pues junto con la migración viene también toda una serie de gente no del todo grata y mucho menos poseedores de una buena educación y menos buenas intenciones, por lo que, a la pobreza ya endémica en México, se agrega ahora la de estos inmigrantes que nada tienen que perder y sí mucho que ganar.

¡NO ALCANZA NI PARA LOS DE CASA!
No es posible que México aplique máximas bíblicas cuando por las condiciones económicas en territorio nacional se debe de endurecer la norma de no permitir inmigrantes sin ton ni son. O estaremos en el equivalente a: “Éramos muchos ¡Y parió la abuela!”.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.