En la opinión de… Buenos días!

TAN BONITO EL MATRIMONIO
Una señora estaba tomando un vaso de vino sentada muy quitada de la pena en la mesa en el patio trasero de su casa. Al lado, estaba su esposo y de pronto ella dice en voz baja: “Te quiero tanto… no podría haber resistido vivir todos estos años si no te hubiese tenido a ti a mi lado”. El esposo, halagado, le pregunta esbozando una tremenda sonrisa: “¿Eres tú o es el vino el que habla?”. Ella ve a su cónyuge y con firmeza le dice: Soy, yo y le estoy hablando al vino”.
UNA CAMINATA MATINAL EN EL CAMPO
“Hoy, cuando salí a mi caminata campestre cotidiana, vi a una tremenda gorda en una moto y que le grito: “¡Una vaacaaa! Y la gorda que se voltea y me grita: “¡¡¡Tu uta madre, perro desgraciado!”. “Y en eso ¡Madreees! ¡Que choca la muy andeja en contra de la vaca que iba atravesando la carretera!”.
MUJERES JUNTAS, NI DIFUNTAS
Estaban cuatro alegres amigas departiendo muy alegremente, con libaciones y toda la cosa, cuando en el calor de la amistosa charla, una exclama: “¡Yo soy bien golosa!”. Otra, se anima y divertida declara en voz alta: “¡Pues yo soy bien borracha!”. Otra, pensando que entradas en gastos mejor era sincerase y dijo en forma franca: “¡Pues yo soy bien lesbiana!”. La cuarta, muy cauta había esperado hasta el final, para a continuación, pícaramente dijo: “¡Pues se jodieron, porque yo soy bien chismosa!”.
LA SEMPIERNA SUEGRA
En la cantina un tipo le decía a otro: “Ayer, dos tipos golpearon salvajemente a mi suegra”. El interlocutor, alarmado le pregunta: “¿Y no interviniste?”. El aludido responde: “¡Claro de que no! ¡Habría sido mucho abuso pegarle entre tres!”.
PETICIÓN A PAPÁ
Llega el niño a su casa y le dice eufórico a su padre: “Papá, quiero una mascota”. El padre, que quitado de la pena lee el diario, le dice sin retirar la vista del periódico: “Ya tuviste piojos el mes pasado y si mal no recuerdas, entre tú y tu madre los mataron todos”.
DE CONSULTA MÉDICA
Gracias amigos míos que estuvieron pendientes de mi cita médica. Les comparto el diagnóstico: “Hoy fui al médico en virtud a unos malestares (achaques). Y salí muy triste de la consulta porque el médico me dijo que tenía prohibido cualquier tipo de entretenimiento: como ir al cine, bares, restaurantes, etc. Que además, no podía volver a comer pollo, carne, pescado o mariscos. Mucho menos beber o fumar. Como tampoco ir a centros comerciales o de compras.
Alarmado le pregunté al médico: “¿Pues qué es lo que tengo señor galeno?”. Y el muy méndigo me contestó: “¡Un salario mínimo, feliz día del trabajo!”.
EL SIEMPRE GRATO AROMÁTICO
El café no quita nunca lo pendejo… Pero eso sí, te convierte en un pendejo despierto, concentrado y eficiente ¡Muy buen provecho! (proverbio anónimo).
TURISTIANDO POR EGIPTO
Dos ancianitas muy arrugaditas, tuvieron la feliz idea de ir a pasear a Egipto. Pero, como no iban muy informadas, pretendiendo llegar al museo, se les ocurre preguntarle a un borrachín que vieron en la calle y le inquieren: “¿Sabe usted en dónde queda el museo de las momias?”. Y el borracho, con voz tartajosa les responde: “¡Pues si no saben regresar! ¿Pa´qué salen?”.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.