Al FMI le preocupa la guerra comercial

El Fondo Monetario Internacional (FMI), el organismo creado por lo vencedores de la II Guerra Mundial para evitar los desequilibrios económicos entre las naciones, está alertando acerca de que los consumidores serán los más perjudicados por la guerra comercial, pues las renovadas tensiones entre EE UU y China ponen en peligro la recuperación que preveía para este año

La guerra arancelaria entre Estados Unidos y China ya cumple un año, y aunque el FMI no ve efectos considerables para la economía global, anticipa que una escalada puede poner en peligro la recuperación que proyectó hace un mes para 2019. Los perdedores han sido los consumidores de EEUU y China, según el organismo que dirige Christine Lagarde, pues los
ingresos generados por la recaudación del impuesto aduanero en cada país son soportados por los importadores que los trasladaran a los consumidores. El consumo privado representa dos terceras partes del crecimiento económico en EE UU. La Fed de Nueva York publicaba también este jueves un análisis en el que calcula el coste anual de los aranceles para los hogares de hasta 831 dólares, lo que podría crear una distorsión mayor en la economía. Duplicaría así el impacto que estima provocó en 2018, cuando se activaron.
EEUU aplica un impuesto aduanero del 25% a la mitad de los productos que importa de China, valorados en 250.000 millones de dólares.

Y el presidente Donald Trump está en proceso de extenderlos a los 300.000 millones. Puede provocar también una disrupción en la cadena de suministro global y en los intercambios de tecnología. El FMI observa una redistribución de los flujos comerciales, que está beneficiando a México por su acuerdo comercial con EE UU. Los datos de la balanza comercial durante el primer trimestre muestran por primera vez que México es el principal socio comercial estadounidense, tras crecer los intercambios totales un 3%. Mientras, los chinos se redujeron un 14%.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.