Beyond Meat, fabricante californiana de hamburguesas veganas, debutó el jueves en la Bolsa de Valores de Nueva York (Nasdaq) y sus acciones ganaron 163%, en su primer día de cotización pues abrieron a 25 dólares en la Oferta Pública Inicial y cerraron la sesión en 65.75 dólares. La empresa, que “va más allá de la carne, usando proteínas vegetales y sustitutos”, logró 3 mil 800 millones de dólares de valor estimado, una semana después de que Tyson Foods vendiera su participación de 6.5% en ella.

En realidad la carne “de mentira” no es nueva y pronto veremos si no se trató del efecto mediático porque entre sus inversionistas fundadores están Bill Gates y Leonardo DiCaprio. Beyond Meat solo busca liquidez para expandirse y competir con la industria cárnica, imitando la estrategia de la industria láctea que llenó las estanterías de similares de la leche, obtenidos de soja o almendras, pero más caros.

Beyond Meat fue fundada hace una década por Ethan Brown que requiere dinero para expandirse, con nuevas plantas y publicidad para que cambiemos la forma de alimentarnos, con un grupo de deportistas, que llama “embajadores” que hacen vídeos enfatizando las ventajas de comer carne de mentira, aprovechando también las implicaciones medioambientales del modelo de producción de la industria cárnica, pues el ganado es uno de los principales contribuyentes a las emisiones de efecto invernadero. Invocan también el trato de los animales y las consecuencias del consumo de carne, en la salud. Nada nuevo, pero apunta a los “flexitarianos”, que estima en un 40% de los consumidores que están abiertos a probar productos a base de vegetales, un mercado mayor que los vegetarianos, que no crece del 5%.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.