Aunque le fue muy mal en el primer trimestre de este año, pues su beneficio neto cayó un 51% en el primer trimestre, Facebook prepara una moneda virtual para comprar en su plataforma y tiene un plan sobre la privacidad que fomentaría el comercio online

Facebook sabe que necesita reinventarse y por eso anuncia cambios, dejando de tener a los datos como su principal atractivo para los anunciantes y se enfocará a construir un entorno privado y cifrado, para reponerse del escándalo de Cambridge Analytica, que expuso datos de 87 millones de usuarios, evitando que los usuarios no abandonen sus plataformas (Instagram, WhatsApp, Messenger y Oculus) sino que puedan conectarse entre ellas, realizando más acciones, ofreciendo un escaparate de productos y marcas, un market para comprar y vender.

Se trata del proyecto Libra, que permitirá usar una criptodivisa en Facebook, Instagram o WhatsApp, como método de pago a través de otras páginas de internet, al estilo de Amazon, pero desde el mismo sitio y con una sola cuenta ofreciendo recompensas por el uso, por lo que ha comenzado pruebas con WhatsApp desarrollando Business que llegará en las próximas semanas a todo el mundo y todas las plataformas y con Instagram que dejará de ser un sitio de tendencias para competir con Amazon, Pinterest o Google Shopping.

Facebook busca una moneda virtual que no pierda valor, trabajando con diferentes entidades para apuntalar su valor y protegerla de los cambios bruscos de los precios observados en bitcoins y otras criptomonedas. Para eso está buscando inversiones por 1.000 millones de dólares, en Visa, Mastercard y First Data, manejando la idea de Bloomberg, de una stablecoin, criptomoneda vinculada a un activo subyacente (como el dólar) para minimizar la volatilidad.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.