Influencer con millones de seguidores no logra vender 36 camisetas de su marca

Hoy en día cuando escuchamos la palabra influencer pensamos en alguien con millones de seguidores en redes sociales y con mucho dinero. Sin embargo, la realidad no podría ser otra, pues no es secreto que actualmente las redes sociales como Instagram no son más que una ilusión que puedes crear. Tal es el caso de una influencer llamada Arii, quien fue víctima de críticas y burlas luego de que revelara que no pudo vender ni 36 camisetas de su propia marca.

La joven cuenta con más de 2,6 millones de seguidores en su cuenta de Instagram, sin embargo no logró vender el mínimo de prendas de vestir de su propia marca para poder realizar los envíos que había pedido.

En una publicación ya eliminada, la joven relató que la compañía ERA, con la que estaba trabajando para lanzar su propia marca de ropa, tenía un requerimiento mínimo para poder seguir enviándole órdenes. “Para hacer mis productos tenía que vender al menos 36 piezas”, cuenta la influencer.

View this post on Instagram

it’s a fantasy🌟 @shotbycash

A post shared by arii (@arii) on

Influencer destruye estatua de 200 años para ganar seguidores

Influencer llora porque perdió su Instagram y “tendrá que trabajar”

Pese a que algunas personas habían dicho que iban a comprar los productos de Arii, al final parece que recibió menos compras de las que esperaba. “Sabía que iba a ser duro vender el mínimo (ahora sé que soy súper irrelevante), nadie tiene que mantener su palabra, pero ahora la compañía no enviará las órdenes. No se preocupen, los que compraron tendrán su dinero de regreso”, señaló.

La joven invirtió no solo en la compañía que iba a producir sus prendas, sino también en lo relacionado a la promoción de la marca, como la sesión de fotos, los modelos, el estudio profesional y los maquillistas. Ahora, la página donde antes de podía ver la marca de Arii tiene un mensaje que dice: “Estaremos de vuelta pronto”.

View this post on Instagram

bonjour 🖤 @fashionnova

A post shared by arii (@arii) on

“Esto me rompe el corazón. Envié paquetes de PR (relaciones públicas) a mis amigos y ni siquiera recibí comentarios. Sé que la gente está ocupada y no puedo ser la prioridad número uno, pero pensé que me apoyarían”, completó. “Nadie ni siquiera compartieron mis publicaciones, lo único que les pedí era eso. Sé que sueno mal, pero yo apoyé cuando me lo pedían, y no pude obtener nada de lo mismo a cambio”, confesó la influencer.

La joven concluyó su extenso mensaje con la promesa de que trabajará más duro para sacar adelante su marca, además de que no se rendirá. Agradeció a todos los que la apoyaron y prometió que mejorará con la retroalimentación que prometió.

La burbuja de los influencers

Al principio, cuando el término influencer no era del todo concebido, algunos jóvenes aparecieron en las redes sociales y triunfaron. Los anunciantes vieron en ellos una oportunidad para aproximar sus productos a otras generaciones y comenzaron a firmar contratos con ellos. Sin embargo, poco a poco hubo cada vez más influencers y el impacto que tenían perdió fuerza.

Según medios como Puro Marketing, la decaída de los influencers se debe a que cuando alcanzan un cierto punto de fama, se convierten en “famosos”, lo que hace que pierdan credibilidad ante el mercado millennial. Esto también puede explicar porqué los microinfluencers han cobrado más credibilidad.

Lo cierto es que un influencer no se puede medir únicamente por el número de seguidores, sino porque sean realmente influyentes y tengan un efecto en su audiencia. Así, si no tienen un diálogo con su audiencia la confianza se pierde y es cuando las ventas no se consiguen.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.

Con información de Cosmopolitan/Puro Marketing.