Aladdín – Crítica

Aladdín: ⭐️⭐️⭐️⭐️

Crítica por: Mario E. Durán

Mario E. Durán es fan del cine desde antes de nacer, no hay estreno que se pierda. Puedes seguir más de su trabajo, noticias y reseñas en CinéfilosMD

“Yo te quiero enseñar, un fantástico mundo, ven princesa y deja a tu corazón soñar; yo te puedo mostrar, cosas maravillosas, ven princesa y déjate llevar a un mundo ideal, un mundo en el que tú y yo podamos decidir cómo vivir sin nadie que lo impida”…

Gracias a Disney, en especial para aquellos que crecimos viendo esos clásicos que hasta hoy en día forman parte de los recuerdos más gratos de la vida, es como nuestro mundo, aun con sus problemas, es un lugar para soñar, una fabulosa visión que nos da ese sentimiento divino de que volando viviremos gratos momentos, y esa fue la sorpresa que me llevé al ver el Live Action de uno de los clásicos de la casa del ratón, Aladdin , del cual pese a que aseguré sería la decepción del año, esto lo dejamos totalmente para la poco lograda Dumbo, y le damos los aplausos de pie a lo logrado por el director Guy Ritchie, aquel que resultó ser el acierto importante para estar al frente de este trabajo al sentir un interés personal por el protagonista, ya que sus historias siempre tratan sobre ladrones callejeros y aquí le quedaba como anillo al dedo.

John Wick 3: Parabellum – Crítica

Dulce Familia – Crítica

En el exótico paisaje del mítico reino árabe de Agrabah. Aladdin es un ingenioso joven que, a pesar de vivir en un estado de extrema pobreza, sueña con una vida mejor y en el camino conoce a una chica de la cual se enamora, resultando ser la hija del sultán, la princesa Jasmín. El destino interviene cuando el astuto visir del Sultán, Yafar, recluta a Aladdín para que le ayude a recuperar la lámpara maravillosa de las profundidades de la Cueva de las Maravillas. El joven encuentra la lámpara, en la que vive un genio que concede tres deseos a quien le libere. Aladdín se gana la enemistad del visir, pero se hace amigo del genio, y con su ayuda se hace pasar por un rico y apuesto príncipe. Sin embargo, no conseguirá impresionar a la princesa por sus riquezas, sino por su forma de ser. Con la ayuda de sus amigos Abú, su mono, y la alfombra voladora, Aladdín intentará salvar el reino del complot del malvado Yafar y además lograr sus sueños.

Pese a las críticas iniciales de la ambientación utilizada para la creación de esta historia, basada tanto en la película original de 1992 como de la obra “Las mil y una noches”, al contener un estilo tipo “Bollywood”, es la magia de sus protagonistas, las canciones nuevas, las de antaño, el espectáculo visual y coreográfico, además de la energía que demuestran por darnos una buena cinta, lo que deja de lado por completo el que no precisamente lo visual sea su fuerte, dando importancia y especial atención a los efectos visuales, a la gran cantidad de vestuarios y el guión que nos permite conocer un poco más allá de los personajes, sin dejar de lado lo ya visto en la animación.

Mena Massoud como Aladdín y Naomi Scott como Jasmín tienen la química ideal para encantarnos juntos y por separado, él poseedor de un carisma que se transmite en su sonrisa, y ella cual mujer actual empoderada que por nada se dejará minimizar ante los hombres (lo cual queda demostrado en una de las nuevas canciones que interpreta), además del trabajo vocal logrado que hace que aquel momento en el que viajan juntos por los aires en la alfombra (personaje que también tiene un temple muy peculiar), hacen que el impacto emocional se apodere de todos en la sala; junto a ellos Marwan Kenzari con una buena interpretación del villano Jafar junto a su inseparable y despiadado Iago, Nasim Pedrad como Dalia, y Navid Negahban como el sultán de Agrabah; pero sin duda quien se lleva las palmas, pese a la inicial desconfianza por su aspecto, es Will Smith como el Genio, quien acertadamente dejó otros proyectos para darnos a este personaje azul lleno de energía, baile, carisma, canto, comedia y nostalgia, por lo que el largo proceso de casting que hizo el equipo detrás del film para encontrar a actores de la etnia correcta fue el correcto y eso se ve reflejado en su taquilla de la primera semana de estreno, ya que la alfombra mágica voló muy alto con esta cinta que ya es todo un triunfo, con su ladrón comprensivo y lleno de corazón, su princesa en un tiempo de fuerza y su genio lleno de alegría desbordante.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.

Más noticias de entretenimiento AQUÍ.