Zumby Pixel

‘After: Aquí empieza todo’ – Crítica

Al ver 'After' sabemos a lo que vamos: Película juvenil llena de un amor meloso desenfrenado entre sus protagonistas, la niña inocente y el chico rebelde.

Publicado Hace 5 días el 11 de Abril de 2019

por

After, Aquí empieza todo: ⭐️⭐️⭐️
Crítica por Mario E. Durán

Mario E. Durán es fan del cine desde antes de nacer, no hay estreno que se pierda. Puedes seguir más de su trabajo, noticias y reseñas en CinéfilosMD y aquí puedes leer más de CINÉFILOS.

Vivir la experiencia de “After” es estar conscientes de lo que iremos a ver: Una cinta juvenil, melosa, llena de momentos que a las fans hará suspirar y en el que sí, adivinaron, el amor tiene mucho que ver entre sus protagonistas, la clásica niña bien con ropa color pastel, y el chico rebelde lleno de tatuajes, quienes un día, de la nada, se enamoran y comienzan a vivir el sueño que todo buen amante de los libros teen, ve como algo cristalizado y lo cual les gustaría vivir en su realidad.

Tessa Young (Josephine Langford) es una dedicada estudiante, una hija responsable y una novia fiel. La joven tiene grandes aspiraciones de cara a su futuro en su primer año de universidad. Su mundo cambiará cuando, en su viaje de autodescubrimiento y de despertar sexual, conozca al oscuro, rebelde y misterioso Hardin Scott (Hero Fiennes Tiffin). 

Shazam! – Crítica
‘Dumbo’ – Crítica

Sin duda la vida de Anna Todd cambió cuando su fan fiction, inspirada en Harry Styles, empezó a ganar adeptos en wattpad hasta el punto de colapsar la plataforma, lo que la llevo a lograr un contrato editorial, convirtiéndose en una saga juvenil de la literatura para adolescentes, y ahora, como es lógico, llega la adaptación cinematográfica bajo la dirección de Jenny Gage, y la cual tiene todos los elementos necesarios para funcionar y ser un éxito entre su mercado meta, convirtiéndola en la nueva “Crepúsculo” para las generaciones actuales.

Principalmente sus protagonistas, Josephine Langford (a quien recordamos por “Siete deseos”) como Tessa, y Hero Fiennes Tiffin como Hardin, tienen algo más que química, y es que la conexión entre ambos es la ideal para hacer que nuestra mente viaje entre el gusto de verlos juntos (porque lucen bien ambos en pantalla) y esa pasión desbordada que inicia desde el momento en que se conocen (eso si, no se dejen guiar por la publicidad reciente que se le hizo a la cinta que la nombran como más atrevida que “Cincuenta Sombras de Grey”, porque aquí tenemos una versión muy muy light); gran gusto además me dió ver a Selma Blair (de quien sabemos el actual momento que vive producto su enfermedad), aquí personificando a la mamá de la protagonista aun cuando el resto de los padres en la historia figuran de forma efímera (de continuar la historia de los siguientes libros me pregunto qué ocurrirá con su participación).

Pese a que la historia nos da personajes arquetipo, todos se sienten cómodos en sus papeles, pero en especial a los jóvenes secundarios les hace falta mayor fuerza y presencia, viviendo las clásicas experiencias del primer amor, el desamor, los problemas entre amigos, el rompimiento y algunos de índole personal cuál demonios del pasado que atormentan en el presente, eso sí, abordadas de forma superficial y no ahondando en tramas más que la de los protagonistas (tomando como claro ejemplo la amistad que surge entre Tessa con su nuevo compañero de clases que resulta ser después medio hermano de Hardin, mismo del que se menciona una amistad muy grande y ésta no se ve reflejada y justificada del todo en pantalla) lo cual le resta un poco de impacto a la cinta. 

La música juega un papel elemental (porque el soundtrack resulta muy agradable de inicio a fin) y para tratarse del primer capítulo, el cierre (que a lo mejor no a todos agrada) es el adecuado, ya que el destino de esta saga literaria, que ahora llega a la pantalla, continuará dependiendo del éxito que logre en taquilla. Para pasar el rato y más si eres fan de los libros.

Síguenos en Facebook ED Entretenimiento.
Más noticias de entretenimiento AQUÍ.