Zumby Pixel

T-MEC obliga a reformar la vieja ley federal del trabajo

Se prevén cambios drásticos a favor de los trabajadores
Foto: Agencias

Publicado Hace 15 días el 05 de Abril de 2019

por

Desde ayer la Cámara de Diputados trabaja a marchas forzadas en una Reforma laboral para evitar reabrir la negociación del T-MEC (que sustituye al Tratado de Libre Comercio) con Estados Unidos y Canadá, que no será ratificado por el Congreso de EEUU hasta que se compruebe que existe un trato a los trabajadores igual que en la nación vecina.

La reforma pondría fin al tripartismo, garantizando la democracia laboral y la negociación colectiva, principales obstáculos al libre comercio señalados por sindicatos estadounidenses y canadienses, acabando con aquello de atraer inversiones por los bajos salarios y la legendaria docilidad de los trabajadores. La iniciativa que se analiza corresponde a Morena y a la STPS del nuevo Gobierno de la República y termina con el tripartismo del Centro de Conciliación, que sustituirá a las juntas de conciliación y arbitraje y garantizar la democracia sindical y representación de los trabajadores en la negociación colectiva.

Eso significa el voto personal, libre y secreto para renovar dirigencias, revisar contratos colectivos, emplazar a huelga y solicitar la revisión de los contratos, para cumplir con la reforma constitucional de febrero de 2017 y el Capítulo Laboral del T-MEC, lo que incluye severas sanciones por incumplimiento que llegarían hasta la pérdida del registro sindical. Se espera que en una semana se analice la iniciativa y el próximo jueves 11 de abril se discuta el dictamen de la Reforma de la Ley Federal del Trabajo, antes de someterlo al pleno de la Cámara.

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.