Zumby Pixel

Las contingencias ambientales en la Ciudad de México

Si a esta situación se le agrega la enorme cantidad de gente que hace sus necesidades fisiológicas a cielos abierto
Foto: Agencias

Publicado Hace 3 días el 13 de Abril de 2019

por

En otras ocasiones hemos platicado sobre lo que la gente en la Ciudad de México respira en esa nauseabunda atmósfera en la que conviven millones de seres humanos, así como otros tantos millones de seres vivos, que, como sucede con los perros callejeros, diariamente son atropellados en las grandes avenidas o calzadas, como la Zaragoza, que es la de entrada para los procedentes de Veracruz y, como por la gran cantidad de vehículos que circulan por esa vía y casi toda las de la ciudad de México, los cadáveres de los animales no son levantados, pero si aplastados, comprimidos y volatilizados en cuestión de minutos. Si a esta situación se le agrega la enorme cantidad de gente que hace sus necesidades fisiológicas a cielos abierto, más la basura que de todo tipo se esparce diariamente por las calles de la capital del país y zona metropolitana y que también llega a volatilizarse, pues, esto nos viene a dar una idea de la porquería que diariamente los habitantes de la gran urbe están respirando, agregado a esto las toneladas de gases que diariamente lanzan a esa atmosfera la combustión de miles de automóviles y demás vehículos que transitan por las vías de la Ciudad de México ¡Babalú! De ahí que Polo Polo diga que él está seguro que si se llegara la humanidad al extremo de combatirse con el arsenal nuclear existente en el planeta, científicamente está comprobado que entre los escasos sobrevivientes estarían las cucarachas y… ¡Los chilangos!

UNA MUY BUENA DECISIÓN

Me alegro grandemente de haber tomado en su momento la decisión de regresarme a vivir a mi terruño querido, después de haber vivido 2 años en chilangolandia. Hoy, soy afortunado de estar respirando aire no tan contaminado y las brisas marinas siempre se llevan toda la miasma a otro lado, en lo absoluto se queda aquí.

PERO, LA PROVINCIA MEXICANA YA SE ESTÁ CONTAMINANDO

Esta ciudad es un ejemplo de lo que nunca debió suceder en nuestro país, pero, que lejos de estarse impidiendo, ahí van ya otros “Mexiquitos” para arriba, como lo son las ciudades de Guadalajara y Monterrey, que ya “gozan” de su smog ¿Alguien hace algo para impedirlo? ¡Nadie! Salvo eso sí, hablar, hablar, hablar y hablar. Pero las ciudades siguen creciendo y con ello las condiciones tan terribles en que se va viviendo en ellas. Y no se hace nada para impedir tan terrible fenómeno.

TODO SE DEJÓ A “EL QUE VIENE ATRÁS QUE ARRÍE” Y AHÍ ESTÁN LOS RESULTADOS

Si algo se hubiese hecho en la década de los sesentas en el otrora D. F. cuando comenzó el problema del smog, como haber descentralizado el gobierno federal, la ciudad no hubiese crecido con ese gigantismo mórbido en que ahora se encuentra.

Bellísimas ciudades, como Puebla, por ejemplo, son también ejemplo de lo que no se debió permitir hacer ¡Pero se hizo! Y ahora Puebla ha perdido mucho de su gran belleza por el gigantismo que ya aqueja a esa ciudad que fuera la primera que construyeran los españoles con toda la debida planificación urbana.

VERACRUZ, COMO MUCHA DE LA PROVINCIA MEXICANA ESTÁ AL “CINCO PARA LAS DOCE”

En la entidad veracruzana, sitios como Veracruz, Xalapa y Mina-Coatzacoalcos, ya no le piden nada a las grandes urbes del país arriba citadas, hoy ya son “zonas metropolitanas” estos tres lugares, en donde la urbanización tiene de todo, menos urbanismo. Por efecto de las condiciones naturales que hay todavía en estas ciudades veracruzanas, no hay esmog, pero en cambio tienen toda la problemática de las grandes urbes mexicanas, como un muy precario abasto de agua potable, una muy peligrosa y criticable forma en como disponen de las aguas residuales y ni se diga la precariedad del resto de servicios públicos que se brindan ¡Pero las ciudades siguen creciendo! Con un desorden tal, que nada se hace para evitarlo, pero, como las ganancias son pingües en la construcción de fraccionamientos ¡Que siga la yunta andando!

AHÍ LA LLEVAMOS HACIA EL DESPEÑADERO

Y así como está nuestro maravilloso país en materia de saturación urbanística ¡Lo está el resto del mundo! Por lo tanto, o se hace algo al respecto ¡De inmediato!, o el destino nos va a alcanzar en menos de lo que creemos. Lo peor es el tipo de ciudad, entidad, país y planeta que le estamos dejando a las nuevas y futuras generaciones. Pues la contaminación y calentamiento global no respeta fronteras y sitios paradisiacos como los que se han construido los “ricardos” beneficiados directos de la comercialización de todo, incluido el urbanismo, pues también sucumbirán a todo este consumismo y derroche de recursos que de todo tipo estamos haciendo los seres humanos.

http://losbuenosdias.blogspot.com
correo: [email protected]

Las opiniones expresadas por los columnistas son independientes y no reflejan necesariamente el punto de vista de El Dictamen.