“Smart Feedback: Conversaciones para el Desarrollo del Talento”: Por Don Roberto Matosas

Por Don Roberto Matosas

He estado leyendo ‘Smart Feedback. Conversaciones para el Desarrollo del Talento’ de Jane Rodríguez del Tronco, Rosa Rodríguez del Tronco y Noemí Vico García, con prólogo de Santiago Vázquez (muchas gracias, Santi, por la mención), Director del Instituto de Liderazgo del Tecnológico de Monterrey,  y epílogo de Andrés Ortega (Director deTalento y Aprendizaje de ING).

América es campeón de la Copa MX

Tigres, finalista de la Concachampions

Las autoras dividen su obra en cinco apartados:

  1. Feedback. Potenciando el talento a través del feedback. Es “cualquier información que nos dan sobre [email protected] [email protected]”. Proviene de la Revolución Industrial (la energía que retorna al origen en un sistema mecánico, como la electricidad o el sonido) y ha quedado como el medio para reforzar o corregir una conducta. Las dimensiones del Feedback son Verdad, Relación e Identidad.
    Los tipos son positivo y negativo (un servidor prefiere llamarlo “constructivo”). Los formatos son formal (gestión del desempeño) e informal (sobre la marcha). Las ventajas son el desarrollo personal y profesional, motivación y entusiasmo, excelencia en los resultados; a nivel organizativo: productividad, positividad, retención (fidelización), mejora continua,competitividad. Un feedback honesto puede triplicar el compromiso y la fidelización de los profesionales (Zenger-Folkman, 2015). Para promover una cultura de feedback es esencial un clima de confianza (competencial, histórico, relacional). La “trust equation” (fórmula de la Confianza) es C = Cr (Credibilidad) + F (Fiabilidad) + I (Intimidad) / Ip (Interés propio), según David Maister. Jane, Rosa y Noemí incluyen las “cinco disfunciones de un equipo” según Lencioni: falta de confianza, miedo al conflicto, falta de compromiso, evitar responsabilidad, poca atención a los resultados. “Favorecer la autonomía de los colaboradores nos convertirá en mejores líderes”.
  2. AutoLiderazgo: ¿Cómo recibir Feedback? “Si quieres ser maestro del feedback, debes comenzar por aprender a recibirlo, reconocer tu vulnerabilidad y gestionar tus emociones”. Las claves son reconocer que no eres perfecto, actitud abierta, sana autoconfianza, diferenciar lo que eres de lo que haces, resiliencia, gestión emocional, agradecimiento. El desarrollo depende de (objetivos + autoconfianza) x locus de control, que puede ser casual (la suerte, el destino), externo (otras personas) e interno ([email protected] [email protected]). Impacto emocional: las seis emociones básicas (miedo, asco, tristeza, alegría, sorpresa e ira) y las secundarias o sociales (aprendidas). Los estadios del feedback son ira, negación, culpar a otros, racionalización, aceptación, compromiso.
    Autogestión emocional: lenguaje, emoción y cuerpo. Inteligencia emocional:Autoconocimiento, Autogestión, Automotivación, Empatía y Habilidades sociales.
    Pasos para una buena autogestión emocional: Identifica tu emoción sin juzgar, Gestiónala y exprésala de forma adecuada, Time out, Cuídate (Mindfulness), Voluntad y Compromiso.
  3. Feedback para el Desarrollo de otros: ¿Cómo dar feedback? El concepto de feedforward (hacia delante). Presencia, intención y preparación. Reglas para dar feedback: ha de ser descriptivo, específico, directo, selectivo, a tiempo, equilibrado, con sugerencias mejor que indicaciones (Brown y Leigh, 1996).
    Según John Whitmore, para que un feedback sea bueno: empatía, escucha (atenta), asertividad, preguntas poderosas. Distinción entre hechos (probados, verificados) y meras opiniones. Escala de inferencias (Chris Argyris): selección de información, interpretación, afirmación, explicación, decisión y acción. Feedback para el crecimiento: modelo GROW (Objetivos, Realidad, Obstáculos, Deseo) de Sir John Whitmore.

Los 6 pasos del feedback:Comportamiento, pregunta, sentimiento, impacto, petición, compromiso.

Los 10 principios de la indagación apreciativa: construccionista (las palabras construyen la realidad), simultaneidad (la primera pregunta es la impulsora), positividad (cambios positivos), poético (en lo que nos centramos es lo que crece), anticipatorio (la visión anticipa la acción), consciente, narrativo, promulgatorio (actuar “como si”), totalidad (incluir a la otra persona hace aflorar lo mejor de ella), libertad de elección y acción.

  1. Aprendiendo habilidades para dar y recibir feedback. Las autoras nos recuerdan el modelo de fases del aprendizaje (Thomas Gordon): de inconscientemente incompetente a competente, pasando por la consciencia. Habilidades: Empatía, Escucha activa, Asertividad, Adaptabilidad (MBTI, FiroB), Saber preguntar. (Fuente: Juan Carlos Cubeiro, Hablemos de talento, diciembre 2017).

Síguenos en Facebook ED deportes

Más noticias AQUÍ